Casas hechas con botellas

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Las casas hechas con botellas nos permiten reciclar cientos de estos residuos

Paralelo al mundo de la construcción tradicional conviven nuevos modelos de construcción alternativas dentro de los cuales destacan aquellos que se basan en la reutilización de materiales reciclables como son las casas hechas con botellas recicladas. 

Es así como vemos que el ladrillo rojo o gris que conocemos de toda la vida ha sido sustituido, en este tipo de casas alternativas, por el ecoladrillo formado por botellas de plástico o vidrio llenas bien sea con papel reciclado o con tierra o arena, todo muy comprimido.

El ecoladrillo ya es una antiguo aliado de la construcción sostenible. Lo vemos en el caso de Ingrid Vaca Díez, una mujer que se ha ganado el distintivo de “la mujer del año” en Bolivia, debido a su labor como constructora de casas hechas con botellas recicladas para familias humildes en Bolivia, Argentina y Uruguay.

Casas hechas con botellas

Ingrid Vaca Díez, constructora de casas hechas con botellas y mortero ecológico

El sistema es sencillo: las paredes de la casa se levantan con las botellas recicladas llenas de tierra y se van fijando con un mortero (que puede ser un mortero similar al COB, adobe o similar), donde es posible sustituir el cemento por estiercol de vaca para abaratar los costes. Todo depende del presupuesto que tenga la familia (pero en cualquier caso, la proporción de cemento es mínima).

Si la forma de la casa es redondeada, es más fácil y barato porque no necesitará bigas y columnas, pero si el plano de la casa ecológica tiene forma rectangular, es un poco más complicado pues se tendrán que levantar pilares en las esquinas (una estructura).

El techo y la carpintería dependen de los costes del proyecto y en muchas oportunidades se usa madera local, como el bambú o la caña, o lo que se tenga más a mano, o se haya recibido como donativos.

La ventaja es que el coste de estas casas hechas con botellas es mucho menor por lo que representa una opción de diseño y solidaridad para las clases más humildes o para la construcciones auxiliares en escuelas.

Detalles

  1. Cada botella, llena con arena y papel reciclados, llega a pesar nos 3,5Kg.
  2. Por cada m2 son necesarias 81 botellas de dos litros.
  3. Una persona es capaz de llenar 50 botellas por día.
  4. Con un equipo de voluntarios, al que Ingrid le enseña la técnica de construcción, una casa se levanta en 15 días (si las botellas fueron llenadas previamente).

Les dejo un vídeo para que conozcan a esta valiosa mujer y aprecien cómo son de bonitas estas casas hechas con botellas.

(Visited 18.298 times, 4 visits today)
Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

7 Comments

Comparte tu opinión