PELLETS: LA NATURALEZA COMO FUENTE DE ENERGÍA

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail

Los pellets son pequeños cilindros fabricados con sobrantes o residuos de madera, como el serrín, por ejemplo.

Durante los últimos años se han venido utilizando con éxito en sistemas de calefacción y producción de agua caliente sanitaria.

Energía de la biomasa

Los pellets están incluidos dentro de lo que se conoce como biomasa, esto es, un conjunto de desechos de origen vegetal o animal que luego de una preparación básica sumada a la tecnología adecuada, pueden generar la energía necesaria para producir calor.

Entre la biomasa encontramos, además de los pellets, los siguientes materiales:

-Residuos forestales, agrícolas y domésticos

-Cáscaras de frutos secos (como la avellana o la almendra, por ejemplo)

-Astillas de madera

-Huesos de aceituna

-Briquetas de madera

Cómo son los Pellets

Los pellets son, como dijimos anteriormente, pequeños cilindros, con dimensiones de entre 6 y 10mm de longitud y entre 5 y 7mm de diámetro. Su humedad ideal es del 10% de su peso.

El control de la humedad y la ausencia de residuos químicos en su composición mejoran el desempeño de los pellets en cuanto a su combustión, pues mientras más secos y menos residuos contengan menos humos producirán.

Un pellet normalizado tiene un aspecto homogéneo, liso y compacto, sin grietas.

Por su calidad, encontramos 3 tipos de pellets:

-Clase A1, fabricados con madera virgen y sin tratar químicamente. Son los de más alta calidad.

-Clase 2, contienen una moderada presencia de cenizas, nitrógeno y cloro en su composición.

-Clase 3, hechos con madera reciclada y remanentes industriales que no estén tratados químicamente. Poseen una calidad inferior con respecto a los pellets de Clase A1 y 2.

Poder calorífico de los pellets

Según algunos distribuidores de pellets, el poder calorífico de este biocombustible es de 4.600 Kcal por kilo quemado con un rendimiento del 95% y la mínima pérdida energética.

estufas de pellets

Esto quiere decir que con cerca de 2 kilos de pellets de baja humedad, se produce el mismo calor que con un litro de gasoil, a un precio evidentemente menor.

Es por eso que afirmamos que los pellets son un biocombustible más barato que los carburantes fósiles; por otro lado, además de que producen pocos residuos, la emisión de CO2 es casi nula.

Debido al conocimiento que se ha alcanzado sobre los pellets respecto a su rendimiento y alto poder calorífico, se han convertido en una de las biomasas más utilizadas y reguladas del mercado, incluso capaz de competir con el petróleo.

Uso del pellet en calefacción. Calderas y Estufas de pellets.

Los pellets son una manera más ecológica de calentar nuestras casas en invierno. Para ello podemos valernos de calderas o estufas de pellets, dependiendo de las dimensiones del proyecto.

Las calderas de pellets están más asociadas al uso industrial o en viviendas grandes, ya que cuentan con mayor potencia. A su vez, escogeríamos una estufa de pellets para pisos y casas pequeñas.

Estufas de pellets

A continuación explicaremos cómo funciona una estufa de pellets.

Todo empieza en el depósito de pellets; desde allí, funciona una especie de tornillo (sinfín) que gira para transportar los pellets gradualmente desde el depósito hasta la cámara de combustión (cenicero).

Una resistencia ubicada en el cenicero “quema” los pellets mientras un sistema de ventilación genera una corriente de aire caliente que produce la combustión de más pellets.

Las estufas de pellets cuentan con sensores de calor. Cuando el sensor del cenicero detecta el fuego, hace que el ventilador del intercambiador arranque, tome aire frio de la estancia, lo caliente y lo expulse.

Importancia del termostato en las estufas de pellets

Para controlar el consumo energético, en el panel de control de la estufa podemos configurar la temperatura deseada. Los sensores contrastan constantemente la temperatura deseada con la real y funciona en consecuencia.

Si la temperatura real es inferior a la que deseamos, el sinfín continuará conduciendo pellets desde el depósito hasta el cenicero para que la combustión de estos aumente la temperatura.

Ventajas de los pellets

La calefacción de pellets es una alternativa más amigable con el medioambiente por varias razones:

-Están fabricados con excedentes o residuos de madera, un material renovable sobre todo si se administra responsablemente.

-Cuando sucede la combustión de pellets de buena calidad (libres de humedad y restos de papel o plástico), la emisión de gases tóxicos es casi nula.

-Los pellets hechos con materia prima autóctona (residuos forestales, agrícolas, industriales o domésticos), reducen la dependencia energética de países que importan la mayor parte del gas y el petróleo que necesitan.

-Son más ecológicos y además más baratos que los carburantes tradicionales.

-Los residuos de la combustión de pellets (cenizas) pueden utilizarse en la fabricación doméstica de abono.

-El uso de pellets es seguro, no existe el riesgo de explosiones ni de olores desagradables, producen pocas cenizas y son fáciles de almacenar.

Facebooktwitterpinterestrss

Comparte tus ideas en un comentario