Qué incluye un proyecto de obra

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
proyecto de obra de una casa
Proyecto casa de estructura de madera 100m2, Zaragoza-España
Muchas personas son renuentes a pagar el proyecto de obra, aseguran que no van a “pagar una cantidad de dinero por un par de planos”. Es un pensamiento inapropiado. Más que unos planos el proyecto de obra incluye toda la memoria de lo que será la construcción de la casa. A continuación señalaré lo que según la experiencia de mis clientes, son los puntos más destacados de estos proyectos.
Muchos clientes que tienen una intención firme de hacerse una casa se sienten un poco perdidos y me preguntan por dónde empezar.
Hoy por hoy me siento segura cuando les digo, si ya tienes el terreno lo próximo que tienes que hacer es buscarte un buen arquitecto. Confieso que no a todos les ha gustado mi respuesta, no me lo han dicho pero puedo verlo en su expresión.
Uso acertado del espacio
En realidad, el mayor provecho que le encuentro a los arquitectos es que nos ayudan a ahorrar dinero. Me explico. Hemos comprado un terreno por el cual hemos pagado. Lo mejor es aprovecharlo al máximo disponiendo racionalmente del espacio que tenemos, es decir optimizando el terreno. Otro tanto sucede con el diseño. La especialidad del arquitecto es justamente esa, el uso adecuado del espacio que disponemos.
Esto es cuantificable. Se podrían multiplicar los m2 desperdiciados por una mala disposición del terreno o de un mal diseño de la casa, por el coste de cada m2 y allí se podría empezar a justificar la contratación de un arquitecto.
Querer no es poder
Indudablemente es él quien tiene que darle un matiz de realidad a todas las ideas que tenemos sobre la “casa de nuestros sueños”. Es él quien conoce la normativa y nos transmite lo que nos permitirá hacer el Ayuntamiento y el Código Técnico de Edificación, CTE, en nuestro terreno:
  • Edificabilidad
  • Ocupación
  • Altura máxima permitida
  • Dimensiones mínimas de los dormitorios, baños, aseos, y otros espacios de la casa
  • Retranqueos laterales (espacio de distancia con los terrenos de los lados)
  • Retranqueos posterior y de frente.
  • Alturas de los taludes
  • Muros colindantes, materiales y alturas mínimas y máximas.
  • Información actualizada en cuanto a los requerimientos de eficiencia energética
  • Inclinación de la cubierta-tejado
  • Altura de las paredes
  • Grosor de las paredes.
  • Nivel de aislamiento
  • y un largo etc.
Esto significa que el arquitecto deberá fusionar en el proyecto el resultado de lo que queremos los propietarios, con lo que establece la normativa y lo que es técnicamente viable, menuda labor!!!.
Le corresponde el incómodo trabajo de decirnos que probablemente “la casa de nuestros sueños” no podrá ser esa que le trazamos rudimentariamente para explicarnos mejor, sino que será la fusión de elementos más complejos que posiblemente ni sospechábamos.
Armonía y confort
Si bien es cierto que en el caso de las casas prefabricadas hay algunos puntos ya resueltos y diseñados, el arquitecto tendrá que adaptar los espacios tanto a la normativa como al gusto de su cliente, además de prestar atención a la disposición de la casa en el terreno. Y si la casa tiene un sistema de construcción no tradicional (como por ejemplo las casas de madera), el Ayuntamiento puede solicitar información más detallada.

Diseño y confort

plano de casa, proyecto de obra

El proyecto de obra incluye diversos planos de la cada.

Hay tres cosas fundamentales que un arquitecto tiene que resolver para crear una casa con espacios armónicos y confortables como son la circulación interna de la casa, la ventilación y la iluminación. Esto estaría más relacionado con el diseño y debe estar presente en el proyecto de obra.
La circulación interna para que todos los espacios de la casa sean fácilmente accesibles, y mantengan una secuencia lógica desde los espacios más expuestos (salón, garaje, cocina) hasta los más privados (habitaciones).
La ventilación es básica para reciclar y purificar el aire que debe recorrer todos los espacios completamente, debe tener por donde salir y por dónde entrar (ventilación cruzada).
La iluminación supone un control de cómo los rayos solares irradiarán sobre la casa durante el día y durante las estaciones, para que sea más fácil calentarla en invierno y refrescarla en verano y para que la casa no tenga problemas de humedades.
Estos tres items están relacionados, a su vez, con la orientación de la casa en el terreno y es diferente en cada caso.

Aspectos técnicos


El arquitecto deberá resolver técnicamente todos los detalles técnicos de la construcción. Es decir, que tendrá que hacer posible todos los aspectos constructivos de la casa: instalaciones eléctricas, de fontanería, calefacción y aire acondicionado, placas solares, fundaciones, y muchos otros aspectos que enumeraré en un próximo post.

Aspectos administrativos


En el proyecto de obra, arquitecto debe incluir un cálculo aproximado donde integrará todos los costes de la obra, desde el más sencillo hasta el más complejo, cantidades, medidas, y todos los detalles de los materiales que se utilizarán, como una lista de compras detallada, por decirlo de alguna manera, con sus respectivos precios estimados. Con este presupuesto será que el constructor nos podrá dar un presupuesto estimado de la construcción. De esta manera, no estaremos dejando espacio para la improvisación.
También dentro de este aspecto administrativo, están incluidos los certificados que debe entregar el arquitecto al propietario para que éste gestione la habitabilidad de la vivienda, como el Certificado Final de Obra, por ejemplo; y cualquier otro documento que le corresponda gestionar para la obtención del permiso de obra nueva (además del proyecto propiamente dicho).
Todas estas informaciones aparecen en el proyecto de obra presentadas de maneras diferentes según el país, en un post siguiente les explicaré cómo se presenta en España específicamente, pero de una u otra manera y a grandes rasgos esto es lo que debe incluir un proyecto de obra.
El proyecto de arquitectura si bien tiene un comienzo y un final, no es lineal en el tiempo, pues traducir los sueños de un cliente a la realidad constructiva, presupuestaria y legal, pueden llevar la elaboración de diferentes propuestas para resolver solo un detalle, para después ser evaluado y aprobado por el cliente.
(Visited 18 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

Comparte tu opinión