La pizarra como material de fachadas sostenibles

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La pizarra es un recurso muy valorado para hacer fachadas sostenibles debido a sus ventajas medioambientales, además de su resistencia y belleza natural.

fachadas sostenibles

Vivienda unifamiliar con fachadas sostenibles de pizarra ubicada en Reino Unido.

Los revestimientos de las edificaciones, además del sentido estético, tienen una función de protección frente a las inclemencias del tiempo y al desgaste. Si hablamos de fachadas sostenibles, es decir, amigables con el medio ambiente, la pizarra surge como uno de los materiales de construcción que cumple estos requisitos.

¿Qué es la pizarra?

La definición más formal de la pizarra es la de una roca metamórfica de origen sedimentario formada básicamente por arcilla y barro, con partículas de cuarzo y de moscovita que le brindan su aspecto característico. Pero yo prefiero la más popular que se refiere a la pizarra, simplemente, como una piedra natural, y agregaré que, a pesar de su existencia varias tonalidades, la más común es la de un elegante negro azulado.

Allá donde abunda (como España y Brasil), no hay quien se resista a sustituir otros materiales de revestimiento por la pizarra. Es así como la vemos conformando singulares tejados y cubriendo fachadas tanto de casas unifamiliares como de edificios.

¿Qué la hace tan codiciada?

Lo primero es que la pizarra es 100% natural, sin que para su utilización se hayan tenido que utilizar procesos químicos o industriales. Esto se debe a que, por un lado, se extrae de minas a cielo abierto y por otro, a que su estructura permite que sea cortada, con cierta facilidad, en láminas.

Sin embargo, lo más importante son sus ventajas adicionales, en términos de funcionalidad. Así, en primer lugar, su vida útil es mucho mayor a la de otros elementos como las tejas o la cerámica y no requiere de ningún tipo de mantenimiento.

En tercer lugar, es un excelente impermeabilizante, por lo que resulta una óptima alternativa para cubrir techos, muros y fachadas. Debido a que es fácil de cortar, la pizarra puede adoptar muchas formas (piezas cuadradas, rectangulares, redondas) y del tamaño y grosor que se requiera, esto la hace muy personalizable, adaptable a cada proyecto.

¿Por qué es un material sostenible?

El proceso que va desde extracción hasta la colocación de la pizarra en tu hogar, es de los más ecológicos. Como dijimos, la mayoría de las minas están a cielo abierto y las piezas se cortan con facilidad en grandes tamaños, su proceso posterior de cortado no requiere de tratamientos químicos ni térmicos, por lo que la utilización de recursos como agua, calor, etc, no están presentes, ni se generan subproductos contaminantes.

Según la base de datos francesa INIES, por cada grado de contaminación atmosférica (emisiones de dióxido de carbono) que genera la producción de pizarra, la de zinc genera 9 veces más, la de cerámica 8 y la de fibrocemento 5.

En cuanto al consumo de agua, encontramos que se necesitan 324 litros para producir una cantidad de zinc equivalente a la pizarra, para la que solo se requiere un litro. La relación cerámica-pizarra es de 20-1 y de fibrocemento-pizarra de 18-1.

Por otro lado, el proceso de producción y transporte de la cerámica consume 10 veces más energía que el de la pizarra; el del zinc 9 veces más y el de fibrocemento 7 veces más.

fachadas sostenibles

Vivienda unifamiliar con fachada sostenible de pizarra.

Conclusión

Resumiendo, la pizarra ofrece enormes ventajas sobre otros elementos de cubrimiento: además de su belleza, resalta su durabilidad, no necesidad de mantenimiento y su sostenibilidad ambiental.

(Visited 13 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

Comparte tu opinión