Tener una alfombra es algo que resulta imprescindible en muchas casas cuando llega el invierno así que si no tienes ya una, todavía estás a tiempo de hacerlo