¿Por qué instalar estores en las ventanas de casa?

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail

estores

Al decorar nuestra casa, con seguridad tendremos que tomar decisiones aparentemente difíciles. Así, puede que nos surjan dudas respecto a si instalar estores o cortinas en las ventanas, por ejemplo. Para ayudarte a resolver esta inquietud en particular, a continuación comentaré varias razones por las que resulta más razonable decantarnos por unos estores.

Necesitamos bloquear la luz solar

Si debido a la orientación de nuestra vivienda los rayos solares entran insistentemente y nos incomodan (sobre todo en verano), unos estores enrollables o unos estores tipo paquetto nos ayudarán a controlar la cantidad la luz natural que entra en las diferentes estancias.

Incluso, podemos escoger estores en unos u otros tejidos según la luz que debamos filtrar en cada habitación. También existen los estores opacos para aquellos espacios en los que deseemos menos luz.

Queremos disfrutar de una mayor privacidad

Los estores actúan como una barrera que no solo controla el paso de luz, sino que también nos permite tener más intimidad en el hogar.

De este modo, si nuestra casa está especialmente expuesta al exterior, como en el caso de bajos, casas o cabañas, instalar estores es un buen recurso para crear un ambiente reservado.

Como los estores se enrollan verticalmente, es posible subirlos hasta un nivel en el que nos sintamos a gusto.

Sustituir las persianas

Si por alguna razón no contamos con persianas en las ventanas, los estores son excelentes sustitutos de estos accesorios ya que bloquean la luz, aportan privacidad, y mejor aún: no requieren obras.

Decorar la casa con un presupuesto modesto

Siendo la tela la materia prima de cortinas y estores, es obvio que estos últimos utilizan menos tejido (una tercera parte de lo que usan las cortinas), y ello explica por qué encontramos en el mercado estores baratos.

Lo cierto es que hay estores para todos los bolsillos. Desde los lisos, pasando por estores traslúcidos hasta estores a medida, siempre encontraremos uno bonito que se adapta a nuestro presupuesto por modesto que este sea.

A su vez, debo mencionar que son fáciles de instalar y de mantener.

Decorar con personalidad

Afortunadamente, tenemos a nuestra disposición cientos de diseños con los que personalizar la decoración de casa.

Los hay lisos para una apariencia sobria y discreta, o estampados, más temáticos y llamativos.

Existen los que nos permiten alternar la incidencia de más o menos luz según la hora, son los estores día y noche, que están confeccionados de manera que permiten el paso de la luz durante el día pero cubre la ventana durante la noche.

En cuanto a los estilos, si nos gusta el minimalismo, estos son geniales para recrear este estilo, como sería el caso de los estores enrollables lisos de colores neutros.

Para un aspecto más natural, los estores tipo paquetto, como no tienen varillas, cuando los enrollamos tienen una caída que les da un aspecto más informal y dramático.

Aunque los más comunes son los lisos de colores neutros, es posible encontrar otros diseños más atrevidos; incluso se pueden mandar a estampar con dibujos personalizados.

Calentar la casa en invierno y refrescarla en verano

Los estores tienen la entidad suficiente como para ayudarnos a aislar la casa térmicamente. Pero claro, tienen que estar fabricados con un tejido más denso, capaz de retener el frío que se cuela por los cristales y las juntas.

Por otra parte, servirán de barrera a la radiación solar intensa del verano.

Esto mejora la eficiencia energética y la sensación de confort de la vivienda.

Queremos proteger nuestros muebles

Cuando la casa está muy expuesta al exterior y el sol le incide intensamente, durante muchas horas, es probable que los muebles de madera y los textiles (sofá, cojines, etc.), terminen por decolorarse y resecarse. Un estor denso puede disminuir el efecto de esta radiación para que nuestros muebles duren más tiempo en buen estado.

Optimizar el espacio disponible

Las cortinas tienen más volumen y se extienden generosamente hasta el suelo. Los estores, por el contrario, pueden cubrir solo las ventanas, aunque es recomendable extender la instalación por encima y por los lados. Por encima, unos 20 cm, permite que la ventana quede totalmente descubierta cuando enrollemos el estor completamente.

Como podemos ver, estos accesorios son una opción práctica y moderna que aportan muchos beneficios a nuestros hogares.

Facebooktwitterpinterestrss

Comparte tus ideas en un comentario