Del amplio mundo del reciclaje, lo que más me gusta es toda la creatividad de muchas personas para convertir los residuos, en los que unos no ven más