¿Qué podemos sembrar en enero?

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail

Las hortalizas, frutas o verduras que podemos sembrar en enero dependen del hemisferio en el que esté ubicado nuestro terreno ya cada uno, sea norte o sur, tendrá simultáneamente diferentes condiciones climáticas. En rasgos generales, cuando en el hemisferio norte estamos viviendo un frío invierno, los habitantes del sur disfrutan del espléndido sol del verano. Claro está, haremos la diferenciación de los países con climas tropicales que tiene habitualmente temperaturas superiores a los 18º y que no viven las estaciones del año con la misma intensidad.

De acuerdo a esta única variable del clima se pueden establecer los tipos de cultivos que podemos iniciar pero no debemos olvidar que hay otros factores que también intervienen como son el tipo de suelo, la altura y la humedad entre otras cosas.

Hemisferio sur

Pero tomando en cuenta la ubicación geográfica de tu terreno, en forma general podemos decir que en enero, en el hemisferio sur acertaremos si sembramos:

Acelgas, zanahorias, lechugas, porotos /judías/frijoles/alubias/beans, coles de bruselas, papas/patatas, coles, calabacines/zapatillo/calabacitas, brócolis, cebollas, coliflor y puerros.

Estos mismos vegetales podemos sembrarlos en el hemisferio norte en junio, es decir, seis meses después.

Hemisferio norte

Durante el primer mes del año, en el hemisferio norte, podrás sembrar: zanahoria, pimiento, lechuga, escarola, berenjena, pepinos, batata, acelga, arveja, espinaca, orégano, remolacha, tomate, rúcula, perejil, rábano, habas, garbanzos, borraja, cebollas y ajo.

Las mismas especies puedes sembrarlas seis meses después en el hemisferio sur, o sea, en junio.

Cultivos como tomate, pimiento y berenjena se deben mantener protegidos en invernaderos caseros hasta que el tiempo mejore.

Aunque haga frío, puedes sembrar en enero varios cultivos

Cuando digo sembrar me refiero a la semilla puesta a germinar en cualquier medio, posteriormente continúa el ciclo de vida de la planta: plantación (trasplantar la planta pequeña al sitio donde crecerá, bien sea en el terreno o en una mesa de cultivo), y después viene el crecimiento y, por último, el cultivo o recolección.

Debes tener en cuenta que hay algunos cultivos sencillos que puedes sembrar durante todo el año como son: lechugas, perejil o rabanitos. Aprovecha el comienzo del año para comenzar tu huerto y cuéntanos tu experiencia.

Facebooktwitterpinterestrss

Comparte tus ideas en un comentario