Por qué un seguro de hogar es indispensable y útil

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

coberturas de un seguro de hogar

Proteger es un instinto que nos impulsa a cuidar de nuestros seres y objetos más preciados, ante un riesgo eventual de perderlos. En este sentido, los seguros de hogar son los aliados perfectos para resguardar aquello que más valoramos y que nos ha costado tiempo, dinero y dedicación alcanzarlo.

A su vez, además del daño emocional, un accidente que deteriore o destruya estos bienes puede generarnos un descalabro económico o una situación que afecte nuestra vida en el futuro si no contamos con un respaldo adecuado. De nuevo, es el seguro de hogar el que puede evitar ese descalabro. Veamos por qué.

Qué debemos proteger

Afortunadamente, cada vez está más claro qué cubren los mejores seguros de hogar; incluso podemos “diseñarlo” según nuestras necesidades y actividades cotidianas y las de nuestras familias.

La casa

Podemos asegurar nuestra vivienda como edificio, como estructura. Es lo que comúnmente se le llama el continente en el lenguaje asegurador, y se refiere a:

  • Paredes
  • Suelos
  • Techos
  • Ventanas
  • Instalaciones

Nuestras cosas

En la póliza del seguro de hogar privado podemos incluir también la protección de las cosas que hay dentro de nuestras casas, es decir, el contenido:

  • Muebles
  • Electrodomésticos
  • Dispositivos electrónicos
  • Objetos de valor (obras de arte u objetos de diseño, joyas)

Podemos optar por asegurar independientemente el continente o el contenido, pero teniendo en cuenta que, si incluimos ambos, estaremos más protegidos ante eventuales imprevistos, como por ejemplo daños por agua, rotura de cristales, daños eléctricos, etc.

Los vecinos

Si tomamos la cobertura de responsabilidad civil, estaremos respaldados también si un accidente ocurrido en nuestra casa afecta a los vecinos o sus casas. Un buen ejemplo de ello son las filtraciones que un escape de agua de nuestra instalación pudiera producir en la vivienda contigua.

Visto así, es más fácil entender cómo con una pequeña inversión, desde 60 euros, podemos hacer frente a posibles accidentes que de otra forma supondrían importantes desembolsos de dinero de nuestro bolsillo y hasta pérdida total de nuestra casa si no tenemos contratado un seguro de hogar.

Está claro que el coste de la póliza dependerá de las coberturas que contratemos, según el uso que le demos a nuestra casa, los riesgos más probables, ubicación, antigüedad y objetos de valor que tengamos.

Principales coberturas de un seguro de hogar

Protección básica

-Incendios (acción directa del fuego, explosión, caída de un rayo). Es la protección obligatoria si tenemos una hipoteca sobre la casa.

-Sobrecarga de la red eléctrica (cortocircuitos, corrientes anormales).

-Lluvias y vientos fuertes, granizado o nieve.

-Inundaciones.

-Actos de vandalismo (manifestaciones y huelgas legales).

-Humo y hollín accidentales.

-Impacto de animales o vehículos.

Otras coberturas de un seguro de hogar usualmente incluidas

Existen una serie de coberturas adicionales, varias de las cuales pueden ser indispensables según cada familia.

Inhabitabilidad: si el siniestro es de una magnitud tal que nos impida vivir en el hogar mientras se hacen los arreglos, esta cobertura paga desde gastos de hotel, restaurante y lavandería, por un máximo de 10 días, hasta el alquiler de una vivienda similar por un máximo de un año.

También se incluye el coste de la mudanza de los enseres y de la utilización de un guardamuebles si es necesario.

Asistencia jurídica: abarca también acciones legales en nuestro favor por daños que se sufran fuera de nuestra vivienda: accidentes, atropellos (ya sea de peatón o ciclista), etcétera.

Asistencia urgente en el hogar: servicios de emergencia de cerrajeros, cristaleros, electricistas y fontaneros.

Daños por agua: además de lo mencionado en la protección básica, indemniza daños por grifos abiertos o escapes de agua.

Responsabilidad civil

Cubre las indemnizaciones cuando nosotros o nuestras familias producimos daños a terceros de forma accidental.

Si aseguramos el continente, es decir, la vivienda como inmueble, también nos protege contra los daños que esta genere a personas o cosas.

Coberturas de un seguro de hogar. Opcionales.

Si queremos estar más protegidos podemos incluir, adicionalmente, algunas de las siguientes coberturas:

-Roturas de ventanas, muebles y aparatos sanitarios de loza.

-Robo: protege tanto los bienes sustraídos como los daños de otros objetos que resultaron afectados durante el siniestro. Por ejemplo: cerraduras, puertas, ventanas, etc.

Pero también nos protege, dentro de ciertos límites, si nos atracan fuera de la vivienda o si utilizan nuestras tarjetas de crédito o débito sin nuestro consentimiento.

-Joyas y objetos de valor: dadas sus características, necesitamos contratar una cobertura especial si deseamos que nuestras joyas, obras de arte, antigüedades y este tipo de bienes queden protegidas en caso de siniestro.

Ventajas de contratar un seguro de hogar

Como vemos, las coberturas de un seguro de hogar pueden ser muy amplias protegiéndonos ante cualquier tipo de daño y sus ventajas principales son:

1-La tranquilidad de saber que estamos protegidos en caso de cualquier accidente.

2-la protección real contra un empobrecimiento patrimonial derivado de dichos accidentes.

3-Excelente relación entre lo que pagamos por la póliza y los beneficios que podemos recibir de ella.

4-Debo resaltar que la respuesta de las aseguradoras es, usualmente, rápida, minimizando las molestias que ocasionan las situaciones críticas que se pueden presentar en un momento dado.

5-Se puede contratar un seguro de hogar online, desde la comodidad de nuestra casa u oficina, sin necesidad de trasladarnos a una agencia de seguros.

(Visited 42 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

Comparte tu opinión