¿Por qué elegir una casa prefabricada para vivir todo el año?

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail
elegir una casa prefabricada de madera, acero, hormigón o modular

Uno de los beneficios más valorados por el que elegir una casa prefabricada es el tiempo de ejecución del proyecto.

1-Una casa prefabricada estará terminada en menos tiempo que una de ladrillo

Dependiendo de la complejidad del modelo y del sistema constructivo, la fabricación y montaje de una casa prefabricada puede ser de entre 1 día y hasta 5-6 meses en los casos de mayor complejidad.

Si se trata de una casa móvil, estoy segura de que será más largo el tiempo que nos tomemos para elegirla que el que tomará la casa ya lista para estar en nuestro terreno.

En el caso de casas prefabricadas de madera, que vienen con lamas numeradas para ser ensambladas en el terreno, sí que tomará más tiempo, sobre todo si el diseño es complejo: techos a varias aguas, casetones en el techo, escaleras interiores, dos o más plantas, etc.

Pero esto es principalmente, por la complejidad del sistema de construcción con lamas machihembradas de madera o de estructura de madera (entramado ligero).

Un caso más sencillo son las casas modulares, que una vez producidas en la fábrica, solo resta transportarlas al terreno, ubicarlas en el mismo, ensamblar los módulos y conectar los servicios.

Te recomiendo que mires en FácilHouse, un eficiente buscador de casas prefabricadas para elegir el modelo y distribuidor que puede construir nuestra casa soñada.

Eso sí, mientras más grande y complejo sea el modelo que elijamos, más tiempo de ejecución tomará; debemos tener esto en cuenta si necesitamos la casa con urgencia porque ya hemos vendido la nuestra o porque no queremos pagar más alquiler.

2-Puedes hacer varias tareas simultáneamente y ahorrar tiempo

Mientras la casa está en producción, en fábrica, podemos comenzar a preparar el terreno.

Esto no significa talar todos los árboles del terreno, podemos eliminar solo los necesarios y dejar el resto, con el tiempo agradecerás la sombra y el frescor que te dan en pleno verano.

En esta etapa procede la visita del arquitecto que te ayudará a definir la ubicación de la casa, según la orientación del terreno y también hará algunas mediciones.

En un paso más adelante se deberán hacer los movimientos de tierra, desbroce, planteamiento del enganche a los suministros (agua, luz, gas, telefonía, etc).

3-Tendremos una casa funcional y a la medida

Hace unos años, los distribuidores de casas prefabricadas, fuesen estas de madera, acero, hormigón o modulares, tenía un catálogo que en el cual se debía escoger el modelo tal cual, sin modificaciones.

Afortunadamente ya no así, actualmente es posible plantear nuestro diseño personalizado, pensado acorde  a nuestras actividades diarias, y encargar su fabricación y montaje.

En este sentido, estas casas compiten holgadamente con las tradicionales casas de  ladrillo. Si buscas un modelo específico o adaptable a tu gusto, consulta Fácilhouse, seguro encuentras lo que buscas!

4-Las casas prefabricadas crecen con la familia

Otra razón por la que elegir una casa prefabricada es que estas son ampliables, crecen con la familia. Es fácil hacer un anexo a una casa de madera o agregar un módulo a una casa modular, en el caso de que necesitemos más espacio.

5-¿Son más baratas? Depende de nuestro control del presupuesto

Si hablamos de un nivel estándar de acabados, una casa de 80 m2, de 3 habitaciones y un baño, puede ser entre un 25 y un 30% más barata que una construcción convencional.

El detalle está en que generalmente estos presupuestos suelen subir porque a medida que avanza el proyecto vamos agregando cosas o mejorando la calidad de los acabados y el equipamiento, esto sube el precio considerablemente.

También depende del tipo de contratación: si queremos solo el kit de la casa desarmada para montarla nosotros o si deseamos la casa totalmente terminada, incluyendo armarios, electrodomésticos y piezas de baño.

En el caso de una casa prefabricada terminada que incluya proyecto de arquitecto, levantamiento topográfico y estudio geotécnico, podríamos ubicarnos cerca de 1.200 euros/m2. Sin estos últimos, el presupuesto baja a los 1.000 euros/m2.

Luego encontramos infinitas combinaciones de lo que está incluido o no en el contrato, pero cualquier presupuesto cercano a los 500 euros/m2 se refiere a una contratación básica: la casa propiamente dicha y el techo (sin tejas) más el transporte y montaje, podría negociarse algún extra pero sería ajustado.

Si en casa tenemos habilidades manuales y experiencia en montaje de casas, es probable ahorrar en ello pero sin perder de vista que de la calidad del montaje depende la durabilidad de la casa y su eficiencia energética.

Es oportuno indicar que el contrato de compra y venta debe incluir una memoria de calidades donde se especifique qué está y qué no está incluido y la descripción de lo que nos entregarán.

No hay que olvidar el ahorro indirecto que se genera cuando se acortan los tiempos de ejecución, eso también debe tenerse en cuenta cuando gestionemos el dinero.

6-Control de calidad en la construcción industrializada

Este es un punto clave para decantarse por una casa prefabricada. Estas viviendas están formadas por partes y piezas producidas industrialmente con su correspondiente control de calidad y certificados que lo respaldan.

Buenos ejemplos de ellos son los revestimientos exteriores e interiores, lamas de madera, herrajes y sujeciones, tejas, ventanas y puertas, luminaria, electrodomésticos.

Hemos hecho una selección de las 6 razones por las que elegir una casa prefabricada como alternativa conveniente para construir el hogar que siempre hemos soñado para nuestras familias.

Facebooktwitterpinterestrss

Comparte tus ideas en un comentario