Huerto familiar: hierbas aromáticas

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Sembrar hierbas aromáticas en casa te facilitará tenerlas más a mano para cocinar y preparar infusiones.

sembrar hierbas aromáticas

Si no eres una horticultora experta lo recomendable es que inicies tu huerto familiar con cultivos fáciles y, a medida que vayas adquiriendo experiencia vas adelantando cultivos más complicados. Empezaremos con lo que para mí fue lo más fácil para empezar.

Sembrar Hierbas aromáticas

Son fáciles de cultivar y no requieren de muchos cuidados y sólo el riego justo sin enchumbar.  Yo cultivo las que uso más para cocinar:

  • Albahaca: se puede sembrar directamente en la maceta donde crecerán, de modo que no debes excederte con la cantidad de semillas que pongas. Requiere de bastantes horas de sol y riego.
  • Cilantro: se deben poner a germinar las semillas las cuales toman unos 20 días para brotar porque son muy dura. Una vez germinadas se ponen en la maceta donde crecerán. Requiere de abundante sol y riego normal. También se pueden poner las semillas directo en la maceta o el suelo donde crecerá la planta, en cuyo caso se debe tener la precaución de no poner demasiadas para que cuando las plantas crezcan tenga suficiente espacio y nutrientes.
  • Perejil liso: se pueden sembrar las semillas de una vez en el tiesto o espacio del suelo donde crecerá, o ponerlas a germinar antes y transplantarlas cuando aparezcan las primeras hojas.
  • Cebollino: es una planta generosa que crece en cualquier parte, y durante casi todo el año, no sólo en los meses de calor.
  • Orégano: germina y crece con facilidad. También suele crecer todo el año.
  • Romero, Hierbabuena, Tomillo: de éstas compro la planta pequeña y las cultivo. El romero también se pueden reproducir por esquejes.
  • Salvia: es una aromática muy apropiada para las salsas de pasta con crema. Crece abundantemente.
  • Otras: hinojo, comino, estragón, mostaza, laurel.

También puedes sembrar hierbas aromáticas como melisa, camomila, caléndula, lavanda y muchas otras con las que se pueden hacer infusiones o utilizarse como remedios naturales debido a sus propiedades medicinales, también podemos incluirlas en nuestro huerto familiar.

Sembrar hierbas aromáticas es fácil, crecen rápido y no son muy exigentes en cuanto a sus cuidados. No les cae mucha plaga y para abonarlas basta con cualquier fertilizante básico, preferiblemente orgánico (el guano diluido en agua es mi preferido). Debes asegurar un buen drenaje del agua de riego o de lluvia para evitar el encharcamiento y la pudrición de las raíces.

Es posible sembrar hierbas aromáticas en macetas y en jardineras (como lo hago yo), pero también se pueden sembrar directamente en el suelo del huerto, lo importante es mantenerlas hidratadas, sin llegar a exagerar y aguantando el riego siguiente hasta que la tierra de la planta se vea seca.

Lo que sí es muy importante para que las hierbas aromáticas sean más productivas y duren más es podar constantemente las hojas que ya se pueden consumir para dejar espacio y nutrientes para las hojas más jóvenes y para que el sol pueda penetrar por toda la planta. Los días de más sol, como en verano, quizás debas cortar las hojas grandes un día sí y uno no.

Por otra parte,  podemos usar las aromáticas como insecticidas naturales para nuestro huerto familiar, pero de eso hablaremos en otro post.

Te animas a probar?, con cuáles te gustaría empezar?.

(Visited 3.258 times, 6 visits today)
Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

One Response

Comparte tu opinión