Certificado Energético, lo que debes saber

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

¿Qué es el Certificado Energético?

El Certificado Energético es un documento oficial que contiene información específica sobre las condiciones de eficiencia energética de un inmueble. A grandes rasgos podemos decir que la eficiencia energética es la capacidad que tiene una vivienda, un edificio o un electrodoméstico de ofrecer unas prestaciones óptimas pero consumiendo menos energía, es decir, generando un ahorro no sólo en la factura de la luz sino también en las emisiones de CO2 lo cual también es importante para el medio ambiente.

Para evaluar la eficiencia energética se utiliza un rango que va desde la letra A (la máxima eficiencia), hasta la G (la mínima). El certificado energético tiene una validez de diez años.

¿Cuál es su función?

Los datos sirven para que tanto propietarios como compradores o inquilinos potenciales de una vivienda puedan conocer cuán eficiente es el inmueble desde el punto de vista energético. Esto es que el Certificado Energético nos dará una pista de cómo será el día a día de nuestra vida en esa casa. Me refiero a cuánta electricidad necesitaremos para calentarla en invierno, por ejemplo. Esto se debe a que a menor eficiencia, mayor será el recibo de la luz porque gastaremos más energía para crear un ambiente confortable. Si un piso no está bien aislado, por ejemplo, tendrá más fugas de frío o calor y será más difícil mantener una temperatura estable y agradable. Ese piso tendría una evaluación cercana a la G en el Certificado Energético.

¿Qué mide?

El Certificado Energético mide los siguientes parámetros: refrigeración, ventilación, calefacción y producción de agua caliente sanitaria.

¿Quién debe solicitarlo?

El Certicado Energético deben solicitarlo los propietarios de casas, pisos, locales comerciales y edificios que deseen venderlos o alquilarlos (incluyendo los promotores de construcciones nuevas). Puede hacerlo individualmente (para un sólo inmueble) o de forma comunitaria como edificio, en este último caso cada piso adquiere el mismo Certificado Energético con la misma “calificación”.

También se deberá obtener el Certificado de Eficiencia Energética en el caso de reformas o restauración de edificios de más de 1000 m2 y que las modificaciones afecten más del 25% de sus cerramientos.

Sólo pueden expedirlo técnicos especializados que se ofrecen en el mercado y que el propietario elige libremente, su precio lo fija cada compañía, eso sí, lo correcto es que el técnico acuda personalmente a realizar el análisis del sitio. Una vez obtenido, deberá ser presentado ante la comunidad autónoma que le corresponda.

¿Es obligatorio?

La obtención del certificado tiene carácter obligatorio desde el mes de junio de 2013 y su incumplimiento ya ha sido motivo de sanciones de entre 300 euros, las más leves, hasta 6000 las más severas.

El Certificado de Eficiencia Energética se enmarca dentro de los compromisos asumidos con la Unión Europea en cuanto a la reducción de las emisiones de C02. Por cierto que España fue el últimos país del área en adoptarlo dos años después de lo previsto y, dicho sea de paso, con muy poco éxito.

¿Hay excepciones?

Sí. Están exceptuados del Certificado de Eficiencia Energética los pisos alquilados por un plazo menor a los cuatro meses, construcciones provicionales, los edificios con menos de 50 m2 útiles, edificios y monumentos protegidos y lugares de culto o religiosos.

En este video podrás ver más información e incluso solicitar varios presupuestos para certificar tu finca.

(Visited 100 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

Comparte tu opinión