Reciclar los residuos evita la contaminación del aire, suelo y agua Un gesto tan sencillo como reciclar los residuos sólidos puede ahorrar a la naturaleza de tantos años