La Ley 5/2014, de 25 de julio, de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje, de la Comunitat Valenciana, permite  construir viviendas en suelo rural, es decir, no urbanizable.