Tres tipos de calefacción ecológica

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

 La calefacción ecológica presta el mismo servicio que la convencional pero contamina menos.

calefacción sostenibleCréanme cuando les digo que la mayoría de los clientes obvian el tema de la climatización de la casa cuando se lo mencionamos desde las conversaciones iniciales del proyecto: ERROR!. No asumir los costes de la calefacción y el aire acondicionado desde el principio es el inicio de la compra de una larga lista de “trastos” antiestéticos que engordarán la factura de electricidad u otros que contaminarán nuestros hogares con sus emisiones dañinas para la salud y el medio ambiente…

Según el Instituto para el Desarrollo y Ahorro de Energía, IDAE, la mitad de la energía consumida por las familias se usa para calentar la casa en invierno. De modo que si queremos tener un hogar limpio y saludable debemos tomarnos en serio el tema de la climatización, de lo contrario terminaremos recurriendo a las alternativas menos eficientes para caldear o enfriar la casa en verano.
Personalmente, no comparto la idea de que las casas de madera no necesitan climatización asistida, me parece más un eslogan comercial que una realidad (hay excepciones, como las casas pasivas, por ejemplo).
Toda construcción en cualquier tipo de material necesita de algún recurso para acondicionar su clima y crear una sensación confortable en su interior.
El principal argumento de los clientes para obviar el tema de la calefacción es su coste (y es cierto). La caldera y el depósito o el acumulador son costosos pero siempre hay ayudas y subvenciones oficiales para asumir este gasto que se debe tomar como una parte importante de la casa.
Además muchas entidades financieras ofrecen préstamos personales con condiciones preferentes para las reformas de las casas siempre que éstas promuevan la eficiencia energética.
Lo que sí es cierto es que la madera es un buen aislante en sí mismo y con el apoyo de materiales aislantes adicionales (lanas minerales o aislantes ecológicos), las viviendas de madera requieren de menor climatización asistida (menos días, menos horas y temperaturas más bajas). Esto significa que son más eficientes energéticamente  y más ecológicas (generan una disminución de las emisiones tóxicas).
Siendo así lo más recomendable es incorporar desde el comienzo del proyecto de construcción de la casa de madera o de cualquier otro material, un sistema de calefacción sostenible y de refrigeración seguro y ecológico, o integrarlo en una próxima reforma del hogar, con ello evitaremos el uso de artefactos portátiles poco convenientes.
 
calefacción ecológicaFrecuentemente me preguntan qué tipo de calefacción sostenible pienso que es la mejor. Los lectores que me siguen conocen mi gusto por el suelo radiante aunque reconozco la dificultad de su instalación. Entre éstos personalmente prefiero el suelo radiante eléctrico ya que eso de tener tantos tubos con agua por debajo del suelo (suelo radiante hidráulico) me pone nerviosa, pero como ven eso es una cuestión personal. Las ventajas del suelo radiante las he enumerado en un post anterior.
Desde el punto de vista del ahorro energético encuentro un par de ventajas destacables en el suelo radiante eléctrico: genera calor más rápidamente que el hidráulico y se puede programar y controlar con circuitos separados (en cada habitación) con lo cual tiene una buena combinación de eficiencia y ahorro de energía ya que los ambientes se caldean pronto y se puede encender la calefacción sólo en las estancias ocupadas de la casa.
En segundo término y como más ecológico aún son los paneles solares (agua caliente) y los paneles fotovoltaicos (para producir electricidad). Es posible combinar ambos sistemas ya que los paneles solares pueden proveer el agua caliente para el suelo radiante hidráulico y los fotovoltaicos generan la energía eléctrica para el suelo radiante de ambos tipos y para cualquier otro tipo de climatización mediante “energía limpia”.
Las calderas y estufas de biomasa son una alternativa de calefaciión ecológica muy usada en otros países de Europa, su uso debería difundirse en España cuando crezca la industria y distribución de pellets, pero también es una excelente opción sostenible.
Entre las tres opciones de calefacción ecológica que he mencionado en este post, las calderas o estufas de biomasa son la alternativa que menos obra requieren e incorporan el diseño en sus equipos, las estufas de biomasa pueden sustituir a la tradicional chimenea.
(Visited 207 times, 5 visits today)
Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

One Response

Comparte tu opinión