Con frecuencia se considera al fuego como el mayor enemigo de nuestras casas y edificaciones en general. Pero no es el único, la humedad también lo es. De