Sobrevivir al calor de manera sostenible

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Conoce 15 tips para sobrevivir al calor sin consumir tanta energía eléctrica.

hg_alvensleben-woman-overhead-shower-royal2_730x411

En verano el calor agobia y sentimos la tentación de encender el aire acondicionado a toda potencia,  pero debemos recordar que por cada grado que bajemos de temperatura además de gastar más energía, estaremos incrementando la emisión de los gases de efecto invernadero que han provocado el cambio climático. Con estos tips verás que es muy fácil sobrevivir al calor gastando la energía de una manera más eficiente.

1.- Cerrar ventanas 

Quiero compartir con ustedes algunos pequeños gestos que solemos seguir en casa para reducir el uso de la climatización asistida.

Dependiendo de dónde vivamos, el sol comienza a incidir con más fuerza a media mañana, es entonces cuando debemos cerrar las ventanas y persianas orientadas hacia donde entra el sol (por el sur si estamos en el hemisferio norte o las del norte si estamos en el hemisferio sur)  y dejaremos abiertas puertas y ventanas por donde el sol no penetre, así circulará por la casa aire más fresco.

Conforme el sol se va moviendo vamos abriendo o cerrando las ventanas, esto es unas dos veces al día. Cuando se haya ocultado el sol y la temperatura desciende, podemos abrir todo y ventilar la casa durante la noche y la madrugada hasta que empieza el ciclo nuevamente.

La idea es mantener la casa lo más fresca posible pero de manera natural.

2.- Casas blancas

Si tu casa está ubicada en una localidad especialmente calurosa, que tienen más meses de calor, una buena idea es pintar la fachada de blanco u otros colores claros o también con una lechada de cal. Ello ayudará a que los muros se calienten menos porque reflejan la luz.

3.- Ventilación natural

Las puertas y ventanas en línea (una frente a la otra), cuando están abiertas y no existe ninguna barrera física,  producen una ventilación muy eficiente que ventila los ambientes completos. Abrirlas, por la tarde, y dejar que corra el aire, refrescará la casa más pronto y te ayudará a sobrevivir al calor agobiante.

4.- Hidratación

Tomar líquidos nos hará sentir mejor,  por lo menos dos litros de agua al día, en varias tomas, nos mantendrá  hidratados y más preparados para aguantar el calor. No debes esperar a tener mucha sed sino tomarla, o te será más difícil sentirte saciado.

Las frutas clásicas del verano son excelentes opciones para mantenernos hidratados y bien nutridos: sandía, melón y piña (ananás), es un trio que no debe faltar en la nevera durante el verano y podemos comerlas cuando el calor nos agobie o cuando nos sintamos sin energía.

5.- Sombra

Despliega todos los mecanismos auxiliares que crean sombra y un ambiente más fresco (toldos, pérgolas, persianas, estores). Lo mejor son las cortinas que reflejan la luz y no la dejan pasar, no la absorben. La estrategia es bloquear la luz y el calor que transmite (energía). También las contra ventanas o marquesinas y las persianas interrumpen la entrada del sol.

patio con plantas

Patio con plantas

6.- Siembra árboles

Si el calor suele ser insoportable en tu zona, es recomendable sembrar árboles de crecimiento rápido y hoja caduca para que tengan una buena copa en verano que haga sombra sobre   la casa y cree un micro clima que baje la temperatura alrededor de la casa.  Otra opción son las plantas trepadoras cubriendo la fachada, mantendrán las paredes frescas.

7.- Alimentación natural

Durante el verano no te des atracones, te harán sentir más acalorado e indigesto. Lo mejor es optar por comidas crudas, en la medida de lo posible, como pueden ser las ensaladas, sopas y cremas frías (gazpacho, salmorejo, sopa de pepino, vichyssoise), helados tipo sorbete, macedonia, gelatina, batidos de frutas, etc. deben formar parte del menú diario del verano.

8.- Cocina menos

Como la idea es mantener la casa fresquita, evita encender el horno: además de ser una cocción poco sostenible, sube unos grados la temperatura de la cocina y de la casa. Opta por comidas sencillas y rápidas de preparar, que necesiten un tiempo corto de cocción o ninguno.

9.- Ropa y calzado ligero

La ropa holgada y de tejidos naturales como el algodón mantendrán tu temperatura corporal un poco más baja, tampoco uses zapatos cerrados o calcetines pues éstos suben la temperatura en unos dos o tres grados. Usa tu ropa de colores más claros, afortunadamente este verano está muy en tendencia el blanco y el amarillo, además de los colores pasteles que vienen muy bien para el calor.

Si vas de tiendas o a la playa ponte un sombrero de ala ancha que te proporcione algo de sombra al igual que unas gafas de sol de buena calidad, es importante que tengas la garantía de que las gafas tienen realmente los filtros solares que dicen tener en la etiqueta.  En cuanto al protector solar debemos usarlo tanto dentro como fuera de casa, con el nivel de protección que convenga a cada uno.

ducha rápida

ducha rápida

10.- Duchas relámpago

Tomar dos o tres duchas rápidas al día te mantendrá fresco. Puede ser una al levantarte para espabilar un poco y a la hora de más calor cuando el sopor no nos deja ni pensar con claridad. Una o tres duchas veloces te harán más fácil sobrevivir al calor.

11.- Actividades intensas

Reserva las actividades intensas como andar, pasar la fregona, lavar el coche, para las primeras horas de la mañana o para la tarde cuando ya se ocultado el sol,  es una buena medida para evitar un golpe de calor y para pasarla mejor.  Si sigues una rutina de ejercicios,  porque seas atleta o practiques algún deporte, mientras estés en ello, durante el verano, ingiere más líquido y haz pausas sentado a la sombra.

12.- Bebidas poco recomendadas

Las bebidas alcohólicas y las que contienen cafeína deshidratan, y las que contienen mucha azúcar producen más sed. Evítalas sobre todo en las horas del día en las que haga más calor.

13.- Desayuno

El desayuno es importante durante todo el año y en verano aún más, sobre todo para niños, ancianos y mujeres embarazadas. Un desayuno completo con proteinas,  carbohidratos y una cantidad controlada de azúcar aportarán la energía necesaria para soportar los días de verano que como hay luz por más horas “son días más largos”,  con ello les ayudarás a sobrevivir al calor .

14.- Duo agua y vegetación

Como ya les decía antes, las plantas y los árboles ayudan a crear una ambiente más fresco y si a ello le añadimos una fuente (los que puedan) pueden estar seguros de que ambos elementos serán muy beneficiosos en verano.  Esto es especialmente útil para las zonas donde además de calor hay mucha humedad relativa.

15.- Ventiladores y aire acondicionado

Optimiza el uso del aire acondicionado y de los ventiladores para sobrevivir al calor. Instala el motor del a/a a la sombra para que el sol no incida sobre el mismo ya que ello disminuye su efectividad.  Enciéndelo sólo lo necesario para refrescar el ambiente, y luego cierras bien todas las ventanas y puertas, para mantener la temperatura baja. Esto es especialmente efectivo si la casa o piso están bien aislados, es una medida eficiente para sobrevivir al calor.

Los ventiladores de techo son más efectivos que los de piso porque reciclan el aire caliente que tiende a subir, lo refresca y lo distribuye por toda la habitación.

Usa estos recursos responsablemente para no excederte en el consumo de energía. El confort climático está entre 23 y 28 º, por debajo de 23º incurrirías en un consumo excesivo de electricidad, mientras que en menos de 23º sobrevivirás al calor si actúas con inteligencia.

(Visited 312 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

Comparte tu opinión