¿Qué tener en cuenta para comprar un andamio?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

comprar un andamio

Un andamio es una estructura, generalmente metálica, que nos sirve para hacer trabajos de albañilería y decoración en las partes más altas de nuestras casas, como reparar grietas, pintar o revestir de paredes.

La utilidad de los andamios es indiscutible. Al ser una estructura vertical, usualmente de acero o aluminio, nos permite llegar a zonas de la casa a las cuales no podríamos llegar sin un andamio.

Lo anterior nos explica lo importante que es comprar un andamio bueno para la construcción de una casa, para su mantenimiento e incluso para reformarla oportunamente.

¿Cómo comprar un andamio adecuado?

Ahora bien, hay que decir que no nos vale comprar un andamio cualquiera ya que debemos escoger uno que nos garantice un uso práctico y seguridad para quien lo utiliza.

Veamos algunas características que según andamios ASC Spain se deben tener en cuenta al momento de comprar un andamio.

Capacidad de carga

Es de sentido común seguir los consejos del fabricante y tomar nota de la capacidad de carga que tenga el andamio y respetarla. Exceder la carga puede dar lugar a accidentes.

Lo recomendable es que antes de comprar un andamio tengamos claro para qué lo usaremos, con esto sabremos la cantidad de personas y materiales que deberá aguantar y entonces proceder a la adquisición del andamio adecuado.

Uso que le daremos

Conocer el uso que le daremos nos ayudará a comprar un andamio más adecuado a nuestro proyecto.

Por ejemplo, un andamio para trabajar en el interior de nuestras casas puede tener 3 metros o menos.

Pero ya si la idea es, por ejemplo, pintar las fachadas exteriores de la misma, el andamio debe ser más alto y probablemente un poco más ancho.

Cuánto espacio que ocupa

Antes de comprarlo debemos buscar un espacio en casa donde podremos guardar el andamio desarmado y estar seguros de que podrá permanecer allí mientras no lo utilicemos.

Dificultad para armar y desarmar un andamio

Al menos para mí este punto es básico. Tiene que traer un plano de montaje bien explicado y fácil de entender. Lo ideal es que se pueda armar y desarmar rápido entre pocas personas para que sea realmente un apoyo para nuestro proyecto.

En este aspecto también influye el peso del andamio, lo indicado es que tenga un peso que podamos manejar con seguridad, por ello es fundamental que escojamos justo el andamio que necesitamos y no uno más grande y pesado.

Resistencia y durabilidad

La mayoría de los andamios profesionales están fabricados en aluminio o acero, que son materiales que aseguran la resistencia y durabilidad de un andamio, que al fin y al cabo es una inversión.

Aunque antiguamente se hacían con madera, de hecho en algunos países aún es así, hoy día los andamios homologados son de estructura metálica para garantizar su robustez, estabilidad y una larga vida de servicio.

Estabilidad y seguridad

La estabilidad depende de la cantidad de crucetas y barras horizontales que sujetan la estructura. La cantidad de estas dependerá de la altura del andamio, mientras más alto sea más crucetas y barras serán necesarias para asegurar la estabilidad del andamio y con ello la seguridad de los trabajadores.

Debo decir que, independientemente del uso que le daremos, hay que estar consciente del peligro que tiene trepar en un andamio a 3, 5, 7 metros de altura o más. De modo que el andamio no debe balancearse y tiene que estar sobre una superficie plana y lisa.

A su vez, si lo amerita el andamio debería estar fijado a la fachada o al suelo y si tiene ruedas lo sensato es activar el mecanismo de frenado. Lo que quiero decir es que nuestra seguridad es lo primero a lo que estar atentos, especialmente si vamos a trabajar a varios metros del suelo.

En andamios ASC Spain son especialistas en la fabricación de modelos profesionales homologados, que cumplen con la normativa vigente garantizando la seguridad de los operarios y a la vez son desmontables para su posterior almacenaje y transporte. Si buscabas andamios profesionales puedes solicitar más información en su página web www.ascandamios.es

Qué tipo de andamio seleccionar

Pequeño andamio

Empezaremos por el principio: si se trata de hacer pequeñas tareas en el interior de casa o en el techo interno, tendremos suficiente con un andamio profesional homologado de tres metros de altura. Son más ligeros y fáciles de montar y trasladar de una a otra habitación de la casa.

Andamios modulares

Son los más tradicionales y también los más versátiles. Viene en partes y podemos ensamblarlas sus partes hasta alcanzar la altura y anchura que necesitamos y en niveles de alturas diferentes.

Es posible anclarlos y los tienen ruedas son los más prácticos pues se pueden mover alrededor de las fachadas sin necesidad de desmontarlo y armarlo nuevamente.

Se trata de un andamio para uso más profesional en el que se deben revisar las características de seguridad con más detalle al igual mayor atención en el montaje.

Andamios ampliables

Este tipo de andamio crece si lo necesitamos, es decir, se amplían. Por ejemplo, si de momento lo vamos a utilizar para el interior de la casa quizás nos vienen bien 3 m de altura, pero si al planeamos pintar las fachadas exteriores dentro de un par de años, seguramente en ese momento tendremos que ampliarlo a 5 o más metros.

En los andamios ampliables es prudente revisar con cuidado la estabilidad del mismo cuando instalemos la ampliación, en ese entonces es prudente reforzar su estabilidad.

Es un tipo de andamio pensado para quienes piensan dedicar cada vez más tiempo y esfuerzo al mantenimiento y reforma de sus casas y quiere hacerlo de forma progresiva.

(Visited 159 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

Comparte tu opinión