Qué es una casa sostenible

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Una casa sostenible es aquella que, por diversos medios, busca impactar el medio ambiente en menor medida que una casa tradicional. Para ello se deben cumplir dos objetivos:

  1. Disminuir la cantidad de energía requerida para la construcción de la casa.
  2. Reducir la dependencia energética cuando la casa sostenible esté terminada y habitada.

Para alcanzar lo primero,  se recomienda utilizar materiales cuyo proceso de extracción y producción demanden poca cantidad de energía. Son los llamados “materiales de bajo consumo energético” y generalmente, son elementos de la naturaleza como por ejemplo  la madera y la arcilla.

Igualmente, se pueden utilizar materiales renovables o reciclados u otros recuperados procedentes de edificios derribados. También es una medida sostenible  utilizar recursos locales para estimular la economía del lugar y evitar la emisión de gases contaminantes derivados del transporte de materiales. A su vez, incorporando objetos autóctonos  la casa sostenible lucirá más integrada al entorno.

Se debe evitar, además, el uso de derivados químicos (disolventes, acabados, pintuas) que consumen mucha energía durante su fabricación y emiten gases que disminuyen la calidad del aire.

Una casa sostenible se integra al entorno y respeta el medio ambiente

casa sostenible

Un buen aislamiento en paredes y techos ayuda a disminuir la demanda de energía para refrescar o caldear la casa, sobre todo si se reducen los puentes térmicos en ventanas y puertas para eliminar las fugas de calor o frío.  En este sentido, también es positivo aprovechar al máximo la luz solar con cristaleras orientadas al sur y recurrir a los toldos para regular el exceso de luz en verano.

En cuanto a la luz artificial, ésta debe ser de bajo consumo, así como también los electrodomésticos que deberán estar clasificados, preferiblemente, dentro de la categoría energética A+, A++ o A+++.

Por su parte, la ventilación debe originarse de manera natural por la disposición en línea de puertas y ventanas dentro del diseño de la casa sostenible o de algún sistema de ventilación integrado.  Otro recurso vital como el agua puede ser recolectada (la de lluvia) y reutilizada en muchas partes de la casa.

Las fuenentes de energías renovables son la mejor manera de disminuir la dependencia energética pero su aprovechamiento aún depende de las políticas oficiales de energía y del tiempo de amortización de la inversión, ambos factores son diferentes en cada país.

Por último decir que una casa sostenible debe ser confortable y duradera pero también tiene que ser fácil de demoler, producir la menor cantidad de escombros y que éstos sean 100% renovables o biodegradables.

(Visited 52 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

Comparte tu opinión