Qué es la huella ecológica

 

que es la huella ecológica

La huella ecológica es un indicador de consumo,  mide la demanda de recursos naturales que una persona (ciudad, región o país) realiza para que sean producidos los bienes que consume en su estilo de vida. Se suele medir en hectáreas globales (hag) por habitante y año.

También es un indicador de sosteniblidad ya que señala en qué medida nuestro consumo de recursos naturales se corresponde con los disponibles físicamente, los últimos cálculos indican que consumimos muchos más de los que tenemos, es decir que nuestros hábitos consumistas no son sostenibles porque estamos poniendo en riesgo el inventario de recursos naturales de generaciones futuras (deuda ecológica).

También se considera que la huella ecológica es un indicador ambiental porque mide el impacto de las personas,  y de los colectivos, sobre su entorno, arroja un cálculo sobre cuántos recursos naturales consumimos y cuántos son necesarios para absorber los desechos que generamos.  Aunque debemos tomar en cuenta que este índice no mide el impacto del consumo irracional del agua, la contaminación o la disminución de la biodiversidad.

Sectores como los de la construcción y la movilidad son responsables del aumento de la huella ecológica en España, durante los últimos años, debido a la alta demanda de energía de ambos.

La huella ecológica, cómo se mide

Concretamente, la huella ecológica se mide en hectáreas, es decir, sumando las hectáreas de tierra y mar (productivas)  que se requieren para fabricar los productos que una persona utiliza para vivir en un año, independientemente de su ubicación geográfica, toma en cuenta las hectáreas utilizadas para:

  • Superficie de campos de cultivo de alimentos vegetales
  • Superficie para ganado
  • Superficie marina para capturar pescado
  • Supericie de bosques (sumideros del Co2 que se emite con el consumo de energía).
  • Superficie artificailaizada para construir ciudades, centros de trabajo e infraestructuras

De su cálculo se obtiene el déficit que se produce por la diferencia entre los recursos naturales que usamos y los que tenemos disponibles. Por ejemplo,  se ha calculado que la huella ecológica de España asciende a 6,4 hectáreas/habitante/año, a pesar de que la biocapacidad del país es de 2,4 ha/hab/año.

Esto indica que consumimos tres veces lo que tenemos en recursos y energía, o dicho de otra manera, necesitaríamos 3 Españas para satisfacer la demanda de recursos de nuestro estilo de vida consumista.

Según el Informe Planeta Vivo 2010, de la organización ecológica WWF, concluye, entre otras cosas, que al ritmo de crecimiento actual, en 2050 harán falta dos planetas para satisfacer la necesidad humana de recursos naturales.

Visita la web de Ecological Footpring para calcular tu huella ecológica (escoge el idioma español).

 
Qué es la huella ecológica  

About the author

"En la naturaleza no hay castigos ni recompensas, hay consecuencias" Robert Ingersoll

 
 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

 
 

Leave a Comment