Puertas blindadas para proteger tu casa ecológica (o tradicional)

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

puertas acorazadas, puertas de seguridad

Cada uno de nosotros desea  proteger su familia y los bienes que tanto esfuerzo nos han costado. Para lograr este objetivo es una buena idea comenzar por proveernos de una puerta de entrada segura en nuestros hogares.

¿Cómo escoger la adecuada entre varias opciones? Tengamos en cuenta que veremos en el mercado tanto puertas blindadas como puertas acorazadas, lo que amplía el elenco de posibilidades.

Sin embargo, la normativa UNE-85160 agrupa ambas denominaciones en el término genérico de puertas de seguridad y cambia la clasificación de las mismas según el grado de seguridad y resistencia que ofrecen al ataque de intrusos indeseados.

A pesar de ello, popularmente se les continúa llamando blindadas y acorazadas. La división que hace la normativa la veremos más adelante.

Ventajas de las puertas acorazadas frente a las puertas blindadas

Al respecto, un distribuidor de puertas acorazadas en Madrid nos explica que las puertas acorazadas están fabricadas con el “corazón de acero” por lo cual son más resistentes.

Además, para no renunciar a una apariencia más sofisticada, las puertas acorazadas llevan dos placas de madera (una que vemos desde adentro de la casa y otra que vemos desde afuera).

En contraposición, tanto el marco como la hoja de las puertas blindadas son de madera con un refuerzo de hierro.

Por otra parte, los cilindros, cerraduras y cerrojos de las puertas blindadas suelen ser una gama menor. Además de que ya son más conocidas por los “amigos de lo ajeno”.

Por estas razones, las puertas acorazadas se consideran más seguras, aunque las blindadas tienen la ventaja de ser más baratas.

Normativa UNE-85160

Ahora bien, la normativa UNE-85160 acaba con la polaridad de las puertas acorazadas contra las blindadas y complica un poco la cosas.

De hecho, introduce varios matices. Ya no es solo una u otra, sino que entre ellas hay diversos niveles.

La norma habla de grados de resistencia al ataque de los ladrones para poder satisfacer la necesidad de protección.

Los distribuidores de puertas de seguridad miden este nivel de riesgo según el entorno de nuestra vivienda:

-Tipo de vivienda: piso, adosado o vivienda unifamiliar aislada. Si es un piso, se toma en cuenta si son 3 o 4 pisos por planta.

Se considera que el ladrón calcula el tiempo que le toma perpetrar el robo según el tipo de vivienda.

-Nivel de coincidencia con los vecinos: alto (frecuente), medio (ocasional) o bajo (períodos concretos, por ejemplo cuando vemos a los vecinos solo durante verano, es el típico caso de las segundas viviendas).

-Proyección socio-económica: media, media/alta, alta.

-Antecedentes de robo: con o sin experiencias de robos anteriores.

Grados de resistencia

Respondiendo el test anterior de apenas 4 preguntas, se mide el entorno de riesgo mayor o menor de nuestra casa.  Así sabremos qué grado de resistencia al ataque de antisociales requerimos y qué puerta de seguridad debemos comprar.

En este punto podemos hacer coincidir el resultado de nuestro test con las clases certificadas, según el grado de seguridad y resistencia que ofrezca cada modelo.

Clases 1 y 2

Puertas que ceden fácilmente al ataque de los asaltantes con palancas y ganzúas. En esta clase se agrupan muchas puertas blindadas y otras acorazadas de gama baja.

Clase 3

Es la resistencia mínima que debe tener una puerta para ser considerada como una puerta de seguridad.

Esta clase la obtienen puertas que luego de ensayos obtienen las certificaciones que confirman que resisten el ataque de ladrones con herramientas profesionales.

Clases 4 y 5

Es la clase máxima no solo en robustez sino también en diseño. Son puertas certificadas después de ensayos, en los que demostraron ser resistentes a los ladrones y atracadores más expertos.

Los distribuidores Eurosegur comercializan puertas de seguridad Clase 3, 4 y 5 que mantienen nuestra casa o negocio más protegido.

Los precios de las puertas acorazadas

El precio de una puerta de seguridad depende del nivel de protección que nos ofrezca para nuestra casa. Ello depende de la calidad de sus materiales y dispositivos.

Como punto de partida diré que lo ideal es contar al menos con una puerta de seguridad de clase 3.

A partir de allí los precios oscilan entre 1.000 y 3.000 euros. No necesariamente nos conviene lo más caro, sino lo que se adapta a nuestro caso particular, para ello debemos buscar el asesoramiento de especialistas.

(Visited 54 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

Comparte tu opinión