Petróleo barato: ¿Mala noticia para la ecología?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Los países importadores de crudo y, especialmente, sus ciudadanos, están sin duda contentos de la bajada en picada de los precios de los hidrocarburos. En efecto, el petróleo barato significa, por un lado, un alivio en la balanza de pagos a nivel macroeconómico y, por otro, un ahorro directo en el bolsillo de quienes poseen un coche o deben usar combustible para calefacción, por ejemplo.

Vale la pena resaltar, sin embargo, que la reducción del precio final de la gasolina ha sido mucho menor porcentualmente a la del precio de la materia prima; en otras palabras, los gobiernos -vía los impuestos que cobran- y las empresas refinadoras y distribuidoras se están quedando con un pedazo más grande de la torta de la que deberían.

Pero esto no es lo más grave. En efecto, un precio bajo de los combustibles fósiles no renovables implica que las grandes compañías energéticas pierdan interés en desarrollar fuentes alternas, las llamadas energías renovables, como la eólica o la solar. Para nadie es un secreto que todavía los márgenes en estos casos son pequeños y que las empresas, por muy interesadas en la ecología que estén, van a preferir usar fuentes que les generen mejores beneficios, en este caso, el petróleo barato.

energías renovablesSi ya la disminución del consumo a nivel mundial derivada de la crisis económica que comenzó en 2008 ha hecho bastante daño a la producción de energías limpias, esta circunstancia de un precio tan bajo de sus competidoras podría ser catastrófica, y ocasionar que retrocediéramos a niveles de hace un par de décadas. Esto tiene un efecto muy grave para el medio ambiente, pues implica que aumenten las emisiones de CO2, por ejemplo, y que se revierta la tendencia hacia un uso más limpio de la energía en el futuro.

Aunque lo parezca, con el petróleo barato no todo son ventajas

Por ello, pese al impacto en la economía de las familias que el petróleo barato puedan tener, para bien del planeta pareciera mejor que esta situación de precios bajos en el mercado del petróleo fuera pasajera, como ha pasado ya varias veces. Un aumento del consumo puede generar dicho efecto. La otra posibilidad es que los gobiernos y las empresas utilizaran los recursos financieros que se están ahorrando para financiar el desarrollo de las energías renovables, es decir, que aumentaran los subsidios. Pero tal vez sea mucho pedir en un mundo controlado sólo por el afán de lucro.

En el siguiente video BBC Mundo, explica en 60 segundos porqué los últimos meses está el petróleo barato.

(Visited 2 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

Comparte tu opinión