Molinos sin aspas: la energía eólica se perfecciona

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

energía eólica, molino eólico

Una de las fuentes renovables de energía más limpias es, sin lugar a dudas, la que proviene del viento, la llamada energía eólica. En España y otros países europeos (con Gran Bretaña a la cabeza), la energía eólica es un recurso importantísimo, que cubre un alto porcentaje de la demanda de electricidad: alrededor del 20% de la que consumimos es generada por esos molinos altos y grandes que vemos en la carretera. Pero tal vez en el futuro desaparezcan… afortunadamente para mejor.

En efecto, varias empresas están desarrollando mecanismos más avanzados, que son no suólo más baratos, sino que producen mayor volumen de electricidad y son más amigables con el medio ambiente. Todos estos proyectos se basan en eliminar las aspas -precisamente la esencia de un molino- aunque manteniendo el asta.

Como sabemos, un molino actúa con “hélices” que son impulsadas por el viento y a su vez ponen en funcionamiento un proceso mecánico, de engranajes que se mueven, y todo esto genera electricidad, proveniente de la energía eólica. La idea es sustituir este proceso mecánico por otros.

Así, en España se creó el proyecto Vortex, por la empresa Deutecno, encabezada por tres emprendedores que a su vez han conseguido el apoyo de varias compañías, incluyendo a Repsol. El dispositivo diseñado consiste en un cilindro vertical (equivalente a la base de un molino eólico) semi-rígido, como el de la foto. La oscilación que sufre por el impacto del viento hace que genere energía eólica, que es transformada en eléctrica no a través de mecanismos mecánicos sino electromagnéticos (imanes).

Ventajas

¿Qué ventajas ofrece este esquema para la energía eólica? En primer lugar, según los desarrolladores, un ahorro del 50% en los costes de instalación, al no tener que fabricar las grandes aspas de los molinos tradicionales, y a su vez contar con un asta mucho menos pesada. En segundo lugar, eso implica que con la misma inversión inicial se pueda producir mayor cantidad de energía.

Por otro lado, al no poseer piezas mecánicas que se desgastan, se eliminan los costes de reparación y de mantenimiento, así como el tiempo en que los molinos deban estar sin funcionar mientras dichas actividades se realizan. Sin dejar de mencionar que se ahorrarían los aproximadamente 300 litros de aceite al año que necesitan los engranajes de un aerogenerador tradicional.

Desde el punto de vista medioambiental, el utilizar menos material en el dispositivo implica rebajar la huella de carbono que se generaba para producir dicho material, además de evitar daños a las aves que suelen chocar contra las aspas en movimiento.

Varias iniciativas

Este proyecto se encuentra bastante avanzado, en su etapa final, y se espera que para el 2016 ya esté lista la primera unidad operativa. Para ello hace falta un inversión de unos 18 millones de euros. Cada uno de estos “molinos sin aspas” tendrá una altura de 12,5 metros y un coste de unos 5.500 euros.

También hay otros proyectos en diferentes partes del mundo. Hemos visto, por ejemplo, que en Túnez la empresa Saphon está tratando de desarrollar otra innovación de este tipo, en el que se sustituyen las aspas por una especie de “boofer”. Sus creadores explican que una de las grandes ventajas del sistema es la capacidad de almacenar mayores cantidades de energía.

En Estados Unidos, la empresa Humdinger Wind Energy, LLC, con sede en Hawaii, ha desarrollado el Windbelt, un dispositivo doméstico que funciona también con el principio de la oscilación. Ofrece la ventaja de que podría instalarse en los hogares, oficinas o empresas sin mayores complicaciones; puede tener diferentes tamaños dependiendo de las necesidades de energía que se quieran cubrir.

Como vemos, se trata de proyectos que todavía no están operativos, pero que demuestran el interés de la industria, y especialmente de los emprendedores, por abaratar cada vez más las energías renovables y por hacerlas más amigables al medio ambiente. En definitiva, la desaparición de esa especie que conocemos como molinos con aspas de la energía eólica tradicional será por una buena causa.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

Comparte tu opinión