Lanas minerales o aislantes ecológicos

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Existen diferentes tipos de materiales aislantes, los ecológicos son los más convenientes para el medio ambiente y la salud de todos.

digitalart / FreeDigitalPhotos.net

Hay materiales aislantes de varios tipos, desde hace varios años se viene cuestionando el uso de las lanas minerales y otros aislantes (de origen sintético) utilizados frecuentemente en la construcción y reforma de viviendas; a las objeciones de seguridad laboral se añaden las ambientales aunque aún así éstos se continuarán usando mientras los diversos  materiales aislantes ecológicos no compitan favorablemente en cuanto a costes y también en cuanto a una distribución eficiente que garantice su disponibilidad permanente.

Lanas minerales para el aislamiento de casas

Panel aislante ecológico – cáñamo

Lanas minerales

La primera objeción que se le suele hacer a las lana de vidrio y a la lana de roca es su inconveniencia debido a que durante su fabricación, instalación y manipulación desprende diminutos cristales respirables que también penetran la piel, pero es un aspecto que puede ser resuelto con la vestimenta industrial adecuada: guantes, mascarilla y gafas de seguridad. Una vez instaladas y ocultas entre las paredes no tienen ese problema.

Después de una fuerte tradición de uso de ambas lanas, considero que el problema más importante está en la energía requerida para su fabricación.

La lana de roca se obtiene de la fusión de roca volcánica a altas temperaturas, a esto se le añaden aditivos y aglomerantes para adaptarla a diferentes formas como mantas, paneles, etc. La lana de vidrio se obtiene de residuos de vidrio y para convertirla en el material fibroso que conocemos hay un proceso que consume una alta cantidad de energía de transformación.

A su favor debo decir que ambas tienen un buen comportamiento ante el fuego pues son incombustibles.

Aislamientos menos ecológicos

Poliestireno extruido: es un conocido material blanco muy liviano y fácil de manejar. Es cierto que tiene buenas prestaciones como aislante pero como elemento constructivo, en cuanto a seguridad, posee la desventaja de arder con suma facilidad y aunque no prende una llama viva sino que se sublima, me parece una desventaja importante frente a otros aislantes.

Dos puntos en contra: es un derivado de petróleo y gas natural (combustibles fósiles) y, tanto el poliestireno extruido como el expandido, requieren una gran cantidad de energía de transformación.

Poliuretano: entre los aislantes es el que posee las mayores prestaciones aislantes pero es un material totalmente sintético derivado del petróleo que además demanda gran cantidad de energía para su fabricación. Puede emitir gases tóxicos para las personas.

La espuma de poliuretano es ampliamente usada en la construcción para sellar puertas y ventanas después de la instalación de las mismas y, en general, para tapar agujeros o puntos de fuga de calor o frío.

La industria de los materiales aislantes ecológicos es incipiente y la competencia con otros aislantes como los que he mencionado es, no sólo en precios y distribución, sino también en presentación.

Incluso aún se está entrenando mano de obra para la incorporación de algunos materiales aislantes ecológicos en la construcción de edificios, es el caso, por ejemplo de la formación requerida para la inyección de celulosa y corcho.

Oferta completa

Los aislantes tradicionales tienen múltiples presentaciones: manta, panel rígido, virutas, espuma, son livianos y fáciles de transportar. Presentan diferentes densidades según sea el uso para suelos, paredes o techos, y variedad de espesores, además de tener adheridas soluciones constructivas como láminas antivapor, reflectantes o acústicas, según la situación específica.

Tanto en el ámbito de la construcción de casas de madera como en la construcción de hormigón es generalizado el uso de las lanas minerales y del poliuretano en menor medida para situaciones puntuales. Esto se debe a razones de costes, sobre todo porque la crisis económica ha presionado los precios a la baja y obliga a tener un rígido control de los costes.

También influye la eficiente distribución que las marcas líderes hacen de estos productos y en la innovación tecnológica que ha mejorado sus prestaciones ecológicas.

Espuma de poliuretano

Sólo en la construcción de viviendas de alto standing, generalmente, las casas finlandesas (casas de madera) y las edificaciones tradicionales de lujo, se están usando los aislantes ecológicos, especialmente celulosa y lana de oveja.

El precio, una desventaja

Entre los aislantes naturales destaca el desarrollo del corcho en varias de sus facetas, entre éstas como aislante ecológico con la gran ventaja de que es un producto local. El cáñamo y la fibra de madera también intentan conquistar su parte del mercado.

Las ventajas ambientales de los materiales aislantes ecológicos son innegables: reciclables, inocuos, bajo impacto ambiental, pero aún habrá que esperar para que sus precios sean más competitivos; por ahora será difícil integrar a la construcción productos cuyo valor duplica y, en algunas oportunidades, triplica otras opciones eficaces.

(Visited 472 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

No Responses

Comparte tu opinión