La casa pasiva: ventajas y desventajas

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El estándar de la casa pasiva correctamente implementado genera una vivienda con consumo casi nulo de energía.

la casa pasiva

The Larch House, la Casa de Alerce, Gales Reino Unido, diseño de Justin Bere.

La casa pasiva es un concepto que hace hincapié en aumentar el confort (y su eficiencia energética) mediante el diseño de su construcción y la integración de determinada tecnología…

Principios básicos

La casa pasiva se basa en unos principios básicos:

  1. Super aislamiento en paredes y cubierta.
  2. Orientación de la casa para aprovechar la radiación solar y ventilación mediante un recuperador de calor (ventilación mecánica).
  3. Ventilación natural cruzada durante el verano.
  4. Eliminación de los puentes térmicos.
  5. Estanqueidad de la edificación (hermetismo).
  6. Puertas y ventanas de altas prestaciones
  7. Software especializado (cálculos y mediciones).

Ventajas de las casas pasivas

  • Según el Passiv Institut la casa pasiva consume un 90 por ciento menos de energía en comparación con una casa ya construida y un 75 por ciento menos que una casa de obra nueva, tomando como referencia los estándares europeos.
  • El equivalente, en petróleo, del consumo energético de la casa pasiva o passivhaus es de 1,5 litros/m2/año y es menor al consumido por una casa con un alto nivel de eficiencia energética, estándar europeo. La exigencia mínima de energía de la casa pasiva puede ser satisfecha con energías renovables.
  • La casa pasiva optimiza todo el calor posible, no sólo el calor proveniente de la radiación solar que entra por las ventanas sino también el calor corporal de sus habitantes y el generado por los electrodomésticos en funcionamiento, lo cual hace posible que se consuma menos energía o ninguna para climatizarse (por esto se denomina “casa pasiva”), este calor es mantenido en la casa mediante un aislamiento eficaz en paredes, techo y suelo. La climatización asistida no es necesaria (calefacción o aire acondicionado) .
  • Un dispositivo mecánico, denominado recuperador de calor, refresca el aire interior. Por un lado integra aire fresco a la casa y por el otro evacua e aire viciado pero manteniendo el calor del mismo que caldea el aire nuevo. Este sistema permite higienizar el aire interior manteniéndolo sano y saludable.
  • Si el recuperador de calor está bien instalado y tiene una calidad aceptable es capaz de producir una circulación de aire controlada sin corrientes ni zonas frías o calientes, esto además de hacerlo eficiente, produce una agradable sensación de confort y es beneficioso para la salud.
  • Si la experiencia de los técnicos es alta, y se logran controlar las infiltraciones de aire desde el exterior, el consumo energético de la casa pasiva rigurosamente construida puede ser de 10 a 15 euros mensuales, según el Passiv Institut. La incidencia de este coste en el presupuesto familiar es tan bajo que la finanzas propias no se ven afectadas por las oscilaciones en los precios de los combustibles fósiles. Esto las hace autónomas y rentables.
  • El estándar casas pasivas se puede aplicar en cualquier lugar y a cualquier clima orientando la casa según las particularidades del terreno y su ubicación.

Desventajas de las casas pasivas

la casa pasiva

Casa de madera Viena, de Syntax Architecs.

Una parte importante del apoyo tecnológico de las casas pasivas es el recuperador de calor. Para que éste tenga un desenvolvimiento eficiente la demanda de energía de la casa debe ser muy bajo lo cual se logra con un hermetismo absoluto que es costoso.
  • Dicho hermetismo se soporta en un eficiente aislamiento profesional, y en puertas y ventanas de altas prestaciones lo cual tiene un coste alto. En las zonas de climas más fríos las ventanas pueden llegar a tener triple acristalamiento.
  • Estas tecnologías suman a la casa pasiva un sobre coste que es mayor si tienen la certificación “passivhaus”. El Passiv Institut asegura que, según la experiencia anterior, pueden ser hasta un 15 por ciento más caras que una casa tradicional debido a los siguientes elementos:
  1. termo aislamiento
  2. cuadros termo aislantes especiales para las ventanas
  3. ventanas de doble o triple acristalamiento
  4. sistema de ventilación especial: recuperador de calor.
  5. implementación del hermetismo perfecto de la cubierta de la vivienda.
  • La casa pasiva presta mucha atención al ahorro energético lo cual disminuye las emisiones tóxicas responsables del cambio climático y también corta la dependencia a las energías provenientes de fuentes tradicionales. Pero no nos deja ninguna innovación para la gestión eficiente del agua que es un recurso cuya optimización debe ser incluida en toda construcción sostenible.
  • En este sentido, merece la pena integrar los principios de la arquitectura bioclimática: como son el aprovechamiento de aguas pluviales y paisajismo (patios húmedos), como herramientas para utilizar todos los recursos del medio ambiente .
Conclusión
  • Aunque sus propios creadores la definen como un concepto, antes y después de la construcción de una casa pasiva se debe hacer seguimiento a parámetros térmicos calculables y medibles para asegurar el balance energético de la casa. Para ello se vale del un software concreto como el Passivhaus Planning, PHPP, un programa de pago descargable en esta web de la Plataforma Edificación Passivhaus, por ahora no existe en español pero se puede descargar en otros idiomas.
  • Si la casa una vez edificada cumple con todos los rigurosos principios de la construcción de casas pasivas es posible que obtenga la certificación, pero para alcanzar un resultado exitoso es importante un seguimiento por parte de un personal técnico con sólidos conocimientos de termografía.
  • Si bien su principal objeción es la económica, es justo decir que si la casa está bien construida su coste se compensará en confort, salud y ahorro energético, lo cual es positivo tanto para el medio ambiente como para las finanzas familiares. Es decir, que la inversión se amortizaría a mediano o largo plazo, dependiendo del consumo que tuviera la familia antes de la construcción de la casa pasiva.

Fuente: 3a. Conferencia sobre Casa pasiva, Segovia Nov. 2011.

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

5 Comments

Comparte tu opinión