Impermeabilizar terrazas, en menos de una semana tendremos la casa como el primer día

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

impermeabilizar terrazas

Con frecuencia se considera al fuego como el mayor enemigo de nuestras casas y edificaciones en general. Pero no es el único, la humedad también lo es.

De hecho, lo que empieza como una gotera en el techo puede convertirse en un verdadero problema que pone en riesgo la estabilidad de la estructura si no lo resolvemos a tiempo.

Para prevenir estos inconvenientes (o solucionarlos) lo mejor es impermeabilizar terrazas, y así evitar que el agua de lluvia nos genere humedades, filtraciones y otros problemas.

Beneficios de impermeabilizar terrazas

1-Una terraza bien impermeabilizada estará protegida del agua y se evitarán goteras y filtraciones, que producen problemas mayores si no las atajamos a tiempo.

2-Cuando encargamos la impermeabilización a profesionales, es más probable que se preste atención al sistema de canalización de agua de lluvia que tengamos.

Sea un bajante interior, o unos canales para agua de lluvia, la evacuación del agua es indispensable para mantener la terraza en buen estado.

3-La impermeabilización de cubiertas aumenta el aislamiento de la casa, sobre todo si los impermeabilizantes son especialmente reflectantes: ayudan a mantener el techo frío y la vivienda más fresca porque reflejan la luz.

Esto aumenta la eficiencia energética de casas y edificios, ya que tendremos confort pero con un menor consumo de energía, al utilizar menos aire acondicionado, además de que ahorraremos en el recibo de la electricidad.

4-Impermeabilizar terrazas mejora sus condiciones de salubridad, ya que previene la aparición de hongos y moho, que suelen producirse en ambientes húmedos.

5-La antigüedad, la humedad ambiental, la lluvia, el viento, hacen mella en la estructura de las viviendas.

Al protegerla contra estos agentes, la impermeabilización de terrazas mantiene secas paredes y techos, prolongando la vida de las edificaciones.

6-Actualmente existen impermeabilizantes ecológicos que no contiene materiales tóxicos, tienen bases de agua y están fabricados con materiales reciclados como cauchos, por ejemplo.

Esta ventaja es importante si tomamos en cuenta que para impermeabilizar terrazas se utilizan generalmente productos hechos con combustibles fósiles, como el petróleo (asfálticos) o sus derivados.

También los hay cementosos, acrílicos, elásticos, de membranas líquidas y de membranas de poliuretano, todos ellos, además de contaminantes, consumen mucha energía durante sus procesos de fabricación.

Pasos para impermeabilizar terrazas

Antes de iniciar un proyecto, siempre nos preocupa el tiempo y esfuerzo que supondrá, y la impermeabilización de terrazas no es la excepción.

Sin embargo, debo decir que no es una labor prolongada y tampoco muy complicada y menos aún para profesionales del sector.

De hecho, si el estado de la terraza no es grave, la impermeabilización podría estar lista en una semana o menos.

Estos son los pasos que podremos observar que irán adelantando los especialistas:

-Limpieza concienzuda de la terraza

Se deben eliminar hongos, musgos y cualquier microorganismo que esté presente.

Igualmente, la superficie debe estar libre de polvo y grasa, además debe estar seca.

-Observación atenta de la superficie

Para localizar con precisión los puntos por donde se filtra el agua, que suelen ser por juntas de dilatación, contornos de los desagües, ángulo entre paredes y suelo, fisuras, pequeñas depresiones del suelo donde se empoza el agua y se filtra.

-Reparar desde el origen del problema

Una vez detectados estos puntos de filtración de agua o humedades en la terraza, se deben reparar (rellenar las fisuras con mortero hidrófugo), detectar el origen de las humedades y goteras y resolverlo, limpiar y rellenar las juntas, etc.

-Aplicar el producto que más nos convenga

Después de reparar acá y allá, cuando todo está limpio y seco, es el momento de aplicar la impermeabilización.

El número de capas y productos depende del estado de la terraza: si se trata de un mantenimiento o si es una prácticamente la rehabilitación.

En este sentido, mi recomendación es que se aplique el producto apropiado para cada necesidad.

Es decir, si hemos tenido problemas de filtraciones, lo adecuado es poner un impermeabilizante especial para evitar filtraciones o fisuras futuras, por ejemplo.

Si en nuestra ubicación tenemos muchas horas de sol al año, pues lo suyo es tratar la terraza con un impermeabilizante termo reflectante, que mantendrá la cubierta fresca.

Y si el exceso de lluvia es el problema, lo mejor será un producto con un refuerzo de material hidrófugo.

Incluso, si queremos tener una terraza transitable en nuestra casa o edificio, debemos advertirlo al técnico.

De esta manera, “personalizando” la impermeabilización, podremos asegurarnos un resultado más efectivo y satisfactorio.

Después de terminar la labor, se debe esperar a que la superficie tratada esté totalmente seca.

Si la terraza es transitable, es el momento de llamar a un decorador para que nos ayude a diseñar un espacio precioso para pasar ratos agradables con la familia y los amigos.

(Visited 22 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

Comparte tu opinión