Cómo aumentar eficiencia energética en la cocina

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Incrementar la eficiencia energética en nuestros hogares es importante para reducir emisiones tóxicas

Cocinar es una de las actividades más intensas que realizamos en casa. Todos los días, varias veces al día, debemos preparar alimentos para nuestras familias lo cual implica un consumo importante de energía.

Para comprobarlo sólo debemos repasar los diferentes electrodomésticos que utilizamos en la cocina y que necesitan energía (gas o electricidad) para funcionar y, a través de estos, aumentar la eficiencia energética en nuestra cocina:

  • Frigorífico
  • Vitrocerámica
  • Horno
  • Batidora
  • Horno microondas
  • Lavavajillas

Siendo así, es recomendable adquirir hábitos sostenibles en la cocina de modo que podamos reducir nuestro consumo energético diario al preparar los platillos familiares.

Partiremos de la recomendación de poner atención a las etiquetas de clase energética cuando compremos electrodomésticos nuevos y de tomar los de clase energética A o superior siempre que sea posible, pues son los electrodomésticos eficientes e ideales para aumentar la eficiencia energética en la cocina.

En los fuegos

Utiliza la olla exprés (a presión), hazla  tu gran aliada. Tus comidas estarán más rápido y consumirás menos energía.

Apaga el fuego unos 5 minutos antes de finalizar la preparación, con el calor residual de la vitrocerámica se terminará de cocinar la comida.

Utiliza calderos y woks: por su forma de embudo, la cocción en éstos es más rápida.

En el lavavajillas

  • Los lavavajillas con etiqueta energética de clase A consumen menos energía y ahorran dinero.  Escoge un lavavajillas de los que tienen una opción para seleccionar la fuente de energía: electricidad de la red o energía procedente de una caldera, acumuladores solares o calentador (son termoeficientes).
  • Enciende el lavavajillas sólo cuando tengas la carga completa.
  • Si debes aclarar la vajilla antes de meterla, hazlo con agua fría.
  • Configura el lavado con programas ahorradores y de baja temperatura.

En el frigorífico

  • Colócalo lejos del horno o de las fuentes de calor o radiación solar.
  • Piensa bien qué buscarás antes de abrirlo porque al mantenerlo abierto mucho tiempo se pierde frío y consume energía para recuperarlo.
  • Revisa y sustituye, si es necesario, las gomas (juntas de las puertas) ya que por allí suele escaparse el frío.
  • Compra el equipo del tamaño que necesitas y optimiza su uso.
  • Limpia dos veces al año la parte trasera para mejorar su funcionamiento.
  • Si tu frigo hace escarcha, elimínala antes de que tenga más de 3mm de espesor, enfriará mejor y ahorrarás energía.
  • No pongas alimentos calientes en el frigo, esto haría que el electrodoméstico pierda energía (frío).
  • Descongela alimentos en el refrigerador y no afuera de éste, poniéndolos allí un día antes de consumirlos, ganarás una frigorías gratis.
  • La temperatura ideal para ajustar el termostato es de 5º C en el refrigerador y de -18º C en el congelador.

En el horno

  • Hornear es la técnica de cocción menos sostenible pues es la que toma más tiempo y por lo tanto consume más energía, así que mientras menos lo utilicemos mejor.
  • Mientras horneas alimentos no abras el horno con frecuencia pues éste pierde un 20% del calor en cada apertura. Revisa la cocción controlando los tiempos de horneado.
  • Los hornos de convección son más eficientes, distribuyen mejor el calor y gastan menos energía.
  • Si el horneado de una preparación requiere más de una hora en total, entonces no es necesario precalentarlo.
  • Cocina con ollas tapadas para reducir el consumo de energía en un 25%.
  • Las placas de inducción son más eficientes que las tradicionales vitroceramicas; consumen un 20% menos de energía, la desventaja es que para las placas de inducción se necesitan ollas y menaje especiales.
  • Utiliza ollas con el fondo del mismo tamaño del fuego y con un fondo difusor grueso que distribuya el calor de forma homogénea.

En el microondas

Siendo la técnica de cocción más eficiente, es una pena que lo utilicemos sólo para descongelar y calentar.

Cocinar en microondas puede ahorrar hasta un 70% de energía y no hablemos del poco tiempo que toma para cocinar los alimentos.

Todas estas recomendaciones nos ayudarán a ahorrar energía, dinero y a aumentar la eficiencia energética en nuestros hogares.

En Internet podrás encontrar muchos recetarios de cocina en microondas para empezar a intentarlo para ahorra tiempo, energía y cocinar más sosteniblemente. Te dejo los enlaces de algunos:

Recetas de Microondas

Recetas para hacer en miroondas
Recetario Cocina Con Microondas

(Visited 5 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

Comparte tu opinión