Finaciación III. Capital Privado

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Esta es mi respuesta a Manuel B. con quien sostuve una breve conversación telefónica sobre financiación de casas con capital privado y le ofrecí esta opinión.

Dentro del esfuerzo de los clientes por conseguir financiamiento para construir sus viviendas se han planteado, cada vez más, la posibilidad de recurrir al financiación de casas con capital privado, es decir, con préstamos de particulares, que es un sector que toma cada día más presencia ante el hermetismo de la banca tradicional para otorgar créditos.

Personalmente, pienso que la financiación con capital privado está más orientada al corto plazo y de forma puntual y les explico el porqué. Los préstamos con capital privado tienen un interés muy alto y el plazo es muy corto, seis meses a un año generalmente, aunque las más serias y estables pueden ofrecer un máximo de 10 años como plazo de amortización. Siendo así, es una financiación muy costosa en donde arriesgaríamos bienes importantes como el terreno y la casa.

Es cierto que dichos intereses no siempre aparecerán en las escrituras cuando son muy elevados y ningún notario firmaría, pero en tales casos el solicitante recibirá menos dinero del que declaran las escrituras (ya allí hay un cobro encubierto de intereses).  Los prestamistas, mediante este esquema,  se las arreglan para no ser susceptibles de denuncias por usura.

Por otra parte, el 95 por ciento de los bancos y cajas tienen por norma no subrogar este tipo de créditos, de modo que vencido el plazo del préstamo con capital privado y si no tenemos cómo pagarlo no podríamos acudir a un banco para pasar la hipoteca,  sino que sería un trámite nuevo.

En todo caso, es bueno decir, que las operaciones con capital privado están reguladas por la ley. Dos recomendaciones importantes: pedir las condiciones por escrito con sello de la empresa intermediaria y buscar asesoramiento de un abogado o especialista en finanzas que interprete lo que significan las condiciones, las consecuencias y el riesgo que suponen.

Como punto de partida: en el caso de la financiación de casas con capital privadolos importes prestados suelen ser bajos, el plazo de 6 meses a un año y será difícil adelantar conversaciones sin que haya de por medio una garantía inmobiliaria.

El uso más común que tienen actualmente los préstamos de capital privado es por importes pequeños que el solicitante utiliza para cancelar sus deudas y borrar su nombre de las listas de morosos, de esta manera podrá acceder nuevamente a la financiación bancaria con condiciones más accesibles.

(Visited 61 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

Comparte tu opinión