Estufas de pellets o calderas de gas: ¿cuál es mejor para climatizar tu casa?

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail

Cuando vamos a invertir en la climatización de nuestras casas es frecuente sentir dudas sobre qué sistema adoptar para caldear la vivienda durante los fríos meses de invierno.

En este artículo intentaré ofrecer algunas orientaciones para ayudar a tomar una decisión a aquellos que no tienen claro si decantarse por una caldera de gas, como las calderas vaillant, o por una estufa de pellets. Veamos.

estufas de pellets o calderas de gas

Cuánto intervienen en la decoración

Pienso que este es uno de los puntos fuertes que pueden hacer que seleccionemos una u otra opción. Y es que las estufas de pellets intervienen definitivamente en la decoración del lugar de la casa donde la ubiquemos, generalmente en el salón.

Esto significa que al momento de escogerla debemos tomar en cuenta su diseño, color y tamaño porque la estufa de pellets se verá allá donde la instalemos y debemos integrarla a la decoración.

Con lo cual, si nos agrada el toque cálido que aporta una estufa encendida al hogar, quizás preferiríamos una estufa de pellets.

Por su parte, la caldera de gas se coloca generalmente, en sitios discretos como el lavadero o el cuarto de baño, por ejemplo. Es decir, que no afecta el decorado y deja más lugar para nuestra creatividad a la hora de definir un estilo o colocar los muebles.

¿Y la optimización del espacio?

El espacio que tengamos disponible influirá definitivamente en nuestra selección.

En el caso de las estufas de pellets, es recomendable contar con suficiente espacio para mantener un depósito del combustible, para evitar la compra continua de sacos de 15kg.

Por otra parte, si queremos que la estufa caliente otras estancias de la casa y no solo el salón, debemos acoplarle ductos para canalizar el calor.

En este sentido, las calderas de gas tienen la ventaja de ser más compactas y se pueden ocultar dentro de casa con más facilidad, lo cual ayuda a que dispongamos de más espacio para nuestras actividades cotidianas.

Las calderas son una mejor opción si disponemos de un espacio limitado.

Cómo se canaliza la salida de humos

La salida de humos es un aspecto que definitivamente nos ayudará a ver qué equipo podemos instalar realmente en nuestra vivienda.

Por un lado tenemos que las estufas de pellets requieren de una salida de humos orientada al techo, mientras que las calderas de gas funcionan con evacuación horizontal de humos, es decir, un ducto orientado a la fachada.

Este factor ha sido determinante para que las estufas de pellets se instalen más frecuentemente en áticos, chalets y adosados, y las calderas de gas en bloques de pisos.

El mantenimiento de una estufa de pellets puede ser tedioso

Además de la carga permanente de combustible (pellets), se debe limpiar el ducto al menos una vez al mes, limpiar el vidrio frontal y descargar las cenizas constantemente.

Como vemos, es una labor que debemos valorar si queremos tener en nuestra vida diaria o no.

Esto contrasta con la comodidad de las calderas de gas a las que debemos dedicar poca atención después de asegurar una correcta instalación inicial, hecha por un técnico especializado.

Las estufas de pellets son más ecológicas

A pesar de que el funcionamiento y mantenimiento de una estufa de pellets es más farragoso que la de una caldera, durante los últimos años son muchos los que las han escogido para la climatización de sus hogares.

En parte, se debe a que estas han evolucionado tecnológicamente hasta superar varios de los inconvenientes que tenían en sus principios y se han convertido en una alternativa  a tener en cuenta.

Por otra parte, estos equipos tienen un punto fuerte para competir con ventaja: pueden ser más ecológicas y respetuosas del medioambiente debido a que el combustible (pellets) proviene de residuos de madera. Sin embargo, esto tiene sus matices.

Las estufas de pellets no son siempre tan sostenibles

Para que la estufa sea verdaderamente sostenible debe hacer la combustión de pellets, pero no cualquier pellet vale.

Debe ser un pellet local, generado en proximidad, no puede ser traído de China o de otra provincia porque estaríamos aumentando la huella de carbono de la estufa, ya no sería tan ecológica.

Adicionalmente, debemos estar seguros de utilizar pellets de madera al cien por cien y no unas mezclas con plástico como algunas que se encuentran en el mercado.

A su vez, los pellets deben provenir de bosques administrados responsablemente, o de residuos forestales locales.

Algunas modelos de estufas pueden funcionar con semilla de aceitunas o cáscaras de almendras, una manera sostenible de aprovechar esta biomasa.

Facilidad para obtener al combustible

Antes de hacernos con la estufa o caldera, hay que tener claro donde compraremos el combustible, si se trata de pellets en grandes cantidades, es bueno tener un servicio de reparto a domicilio.

Es fundamental contar con un abastecimiento seguro, constante y abundante del combustible y que este sea cercano a casa para mantener la sostenibilidad de la estufa.

Lo mismo ocurre con el gas, que si es gas natural/ciudad mejor ya que tendremos una provisión segura y estable del mismo.

Conclusiones

Según los especialistas, las estufas de pellets son más productivas, generan más calor.

No entraré en cálculos matemáticos aburridos para comprobarlo, solo diré que cada una, dentro de sus particularidades, presta un óptimo servicio para brindar calefacción en invierno, sobre todo los modelos más recientes que poseen tecnologías más avanzadas.

Dicho esto, haré las siguientes recomendaciones:

1-Las calderas de gas son la mejor alternativa para ciudades grandes, donde las viviendas son pequeñas o medianas y el espacio está muy limitado.

Por otra parte, en los centros urbanos suele haber gas de ciudad lo que nos garantiza la provisión del combustible para la caldera.

Aun cuando el gas es un combustible de origen fósil, no es tan contaminante como otros, así que la combinación es responsable.

2-Las estufas de pellets son la mejor opción en pueblos aislados, que no tienen un acceso rápido y fácil al gas natural u otros combustibles, incluso algunos muy contaminantes.

Igualmente, son recomendadas para personas a quienes les agrada tener una estufa en la decoración de sus casas y, además de tener espacio suficientes, pueden acceder a los pellets de manera sostenible como describimos antes.

También para quienes disfrutan de casas grandes, con espacio y tiempo para faenar la estufa de pellets.

Facebooktwitterpinterestrss

Comparte tus ideas en un comentario