Desde hace varios años se viene hablando de la energía solar como fuente de energías renovables para generar calor y electricidad y con ello obtener agua caliente y