El giro ecológico de las casas prefabricadas modernas

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Las casas prefabricadas modernas pueden personalizarse y tener diseños más eficientes

Una de las críticas más frecuentes que se le han hecho a las casas prefabricadas modernas ha sido su poca flexibilidad para adaptarse a los gustos y necesidades de los clientes. Pero quienes seguimos el sector sabemos que esta desventaja ha quedado en el pasado y hoy en dīa es posible construir fabulosas casas de diseño personalizadas, bien sea viviendas unifamiliares básicas o espléndidas casas de lujo.

Es cierto que las empresas distribuidoras de casas prefabricadas modernas tienen sus propios catálogos pero si no encontramos en estos lo que estamos buscando, es posible sentarnos con profesionales para llegar a un diseño más personal y sostenible. Esto se debe a que el diseño modular de casas es suficientemente versátil como para adaptarse y satisfacer gustos más exigentes.

Otra desventaja que se le suele apuntar a las casas prefabricadas modernas es la simpleza de los diseños. Pero si echamos un vistazo a tantas y tantas fotos que hay en la red podemos constatar que pueden llegar a ser tan espectaculares y funcionales como las casas de construcción tradicional: la mayoría presenta un aspecto contemporáneo con diseño minimalista de líneas rectas y limpias.

Claro que pueden tener un diseño tan complejo como queramos, pero para completar la ecuación debo decir que mientras más complejo sea, más cara resultará la obra y más tiempo tomará su montaje.

casas prefabricadas modernas

Otro aspecto relevante para decantarse por las casas prefabricadas modernas se refiere a los materiales de construcción con las que están hechas. Generalmente, se cree que son siempre de madera, pero también las hay construidas en combinación con otros materiales duraderos y naturales, como la piedra o la paja u otros más manufacturados como el hormigón armado, acero, vidrio o hierro.

Asimismo, este tipo de construcciones son más sostenibles porque un elevado porcentaje de la casa se hace en la fábrica por lo que su montaje en el terreno se culmina en un plazo breve, entre dos y seis meses según el diseño.

Se trata de una construcción seca que exige poco o nada de un recurso tan vital que debemos ahorrar como es el agua, y al ser una obra de ejecución rápida, sus trabajadores demandan menos servicios contaminantes como es el transporte (movilidad). Decir, de paso, que la madera emplea muy poca energía durante su transformación.

casas prefabricadas modernas

A su vez, es tendencia que en el interior las casas prefabricadas modernas se planteen espacios abiertos para que la energía, frío o calor, fluya con más facilidad por toda la estancia. Adicionalmente, su fachada muestra grandes ventanales con los que se aprovecha al máximo la luz natural y tanto puertas como ventanas están estratégicamente ubicadas para favorecer la ventilación natural.

Estas características del diseño junto a un correcto aislamiento térmico, generan casas prefabricadas modernas energéticamente eficientes. Sobre todo si en el emplazamiento de la casa sobre el terreno se respetan los principios del bioclimatismo.

Quienes deseen una casa de lujo tienen la oportunidad de convertir una vivienda sencilla con acabados, mobiliario y equipamiento de primeras marcas y de clase energética A, y ya si queremos casas de ensueño, debemos integrar jardines, preferiblemente con la supervisión de un profesional.

(Visited 729 times, 2 visits today)
Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

Comparte tu opinión