Consejos para comprar un terreno: Financiación (Parte 3)

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Toma nota de estos consejos para comprar un terreno y síguelos cuando compres tu parcela.

consejos para comprar un terreno
Comprar el terreno con financiación es posible, pero el Banco o Caja sólo prestará entre el 50 y el 65 por ciento de la tasación.
También es cierto que algunos clientes han logrado completar el 100 por ciento con un préstamo personal pero es bueno recordar que éste es un tipo de crédito más caro que una hipoteca, tiene un interés varios puntos porcentuales mayor y para pagar en un plazo de hasta 8 años, la comisión de apertura puede ser de hasta el 2 por ciento (si la hay).
En una situación ideal, lo mejor sería pactar con el banco financiación para lo que sería la segunda etapa del proyecto, es decir, la construcción de la casa. Entendiendo con ello no sólo la edificación (de madera o de obra o de cualquier otra alternativa ecológica), sino también debemos incluir lo referente a la adecuación (cimentación, muros, vallas, acometidas, proyecto de arquitecto, tasas, impuestos, seguros, etc).
La situación sería más o menos así:
1)  Financiación para comprar el terreno.
2) Financiación para la casa y sus obras anexas que se puede obtener mediante una ampliación de la hipoteca del terreno, sólo si nuestros ingresos lo permiten.
Lo que ocurre es que entremedias hay un lapso de tiempo porque una vez que tengamos el terreno será cuando podamos iniciar el proyecto de arquitecto y pedir el Permiso en el Ayuntamiento, que son requisitos indispensables exigidos por el banco para ampliar la hipoteca. Esta hipoteca debe incluirlo todo: terreno y casa; primero el banco entrega el dinero para el terreno y luego para la casa mediante una ampliación.
En la mayoría de los casos positivos, los bancos conceden una hipoteca de auto construcción, en la cual entregan el dinero a medida que la casa se va construyendo y en base a valuaciones o informes hechos por un perito o un arquitecto.
El tipo de interés, el plazo de la hipoteca y el importe dependen del perfil del cliente y de sus ingresos.
Entonces ¿qué hacer?.1) Lo primero es tener claro los costes, del terreno y de la casa con las obras anexas.
2) Con un simulador de hipotecas (Internet), calcular la cuota mensual y ver si con nuestros ingresos podemos cubrir esa cuota (que no debe exceder entre el 30 o 35 por ciento de nuestros ingresos).
3) En caso positivo empezar a acudir a varias oficinas bancarias hasta conseguir la hipoteca en las mejores condiciones posibles. Debemos estar conscientes de que la situación ha cambiado, si bien antes los bancos venía a por nosotros, el juego se ha invertido y somos los clientes quienes debemos insistir con ellos.
Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

Comparte tu opinión