Cómo hacer jabón casero con aceite usado

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Saber cómo hacer jabón casero es una forma práctica y ecológica de reciclar aceite usado de cocina

Saber cómo hacer jabón casero es una manera de reciclar el aceite usado y una opción adicional a los contenedores que, por cierto,  no están en todos los municipios y a los puntos de recogida de aceite usado.

A medida que perfeccionamos la técnica, se podemos cambiar, añadir y mezclar componentes para lograr aromas, formas, colores preciosos e inclusos propiedades para la salud y belleza de la piel.

Hacer jabón casero natural es un arte que nos puede dar satisfacciones e incluso hay quien lo ha convertido en un fructífero medio de vida, pero del que hablamos ahora nos sirve también para reciclar el aceite usado de cocina.

Porqué es beneficioso para el medio ambiente hacer jabón casero

Aprender a hacer jabón casero nos permite cuidar el medio ambiente porque al reciclar el aceite doméstico generamos los suguientes beneficios:

• Ayudamos a la eliminación de un elemento muy contaminante para el agua.
• Cuidamos la biodiversidad en los acuíferos.
• Permitimos que se pueda depurar el agua para su reutilización.
• Generamos un menor coste en la depuración de aguas residuales.
• Propiciamos un menor deterioro y atasco de los sistemas de desagüe y alcantarillado.
• Ayudamos a reducir la proliferación de microorganismos insalubres.

Al no tirar el aceite usado por el desague evitamos que este llegue al mar y los ríos formando una capa de grasa superifical que bloquea la entrada de los rayos solares, alterando así el ecosistema marino y produciendo, incluso, la muerte de los peces.

Cómo reciclar el aceite para hacer jabón casero

Hacer jabón casero sirve para reciclar el aceite usado de cocina por la sencilla razón de que es uno de sus componentes principales. Aunque de entrada pueda resultar extraño que de algo con un olor tan poco agradable, tan poco higiénico e incluso tóxico, se pueda convertir en algo como un jabón de delicado perfume.

Te explicamos el proceso para que sepas cómo hacer jabón casero y puedas realizar tus primeros pinitos en este arte, a medida que lo perfecciones puedes hacer fórmulas mucho más elaboradas. Para cada buena pastilla de jabón casero se necesita un litro de aceite de cocina usado, así que reciclamos un litro por pastilla.

Cómo hacer jabón casero

Para hacer jabón casero necesitaremos:

• 1 litro de aceite usado de cocina.
• 1 litro de agua (mejor depurada o de lluvia).
• 160 g de sosa cáustica de 90%.
• 20-40 ml de aceite esencial para aromatizar; puedes elegirlo según el aroma que quieras conseguir en tu jabón casero.
• Guantes, ya que la sosa cáustica es abrasiva y, en caso de hacerlo en un lugar cerrado, utiliza gafas de protección.
• Recipiente grande de plástico o acero inoxidable y algo para remover la mezcla.

Instrucciones para hacer jabón casero

• Introducir el agua en el recipiente, luego la sosa cáustica y revolver hasta que consigamos disolverla en el agua. Hay que tener mucho cuidado en este proceso porque la temperatura irá subiendo hasta llegar a unos 80ºC y se generarán vapores tóxicos que no debes inhalar.
• Deja la mezcla reposar y que se enfríe hasta unos 35ºC, en ese momento es cuando añadimos los 20-40 ml del aceite esencial que elijas.
• Luego, añadir lentamente el aceite de cocina usado y remover la mezcla constantemente todo el tiempo en el mismo sentido (para evitar que se corte), durante unos 30 ó 40 minutos o hasta que la composición empiece a espesar.
• Cuando la mezcla de nuestro jabón casero tenga una textura parecida a una pasta, verter en los moldes.
• Finalmente, sólo hay que dejar reposar el jabón durante unos 30 días, nunca menos para que las toxinas de la sosa cáustica se sequen o será irritante para la piel.

cómo hacer jabon casero con aceite usado de cocina

Precauciones importantes al hacer jabón casero

Para hacer jabón casero hay que tomar algunas precauciones importantes para nuestra salud y la de nuestra familia. Primero, mantener la sosa cáustica fuera del alcance de los niños; es tóxica y abrasiva para ojos y piel.

También es preferible hacer jabón casero en espacios abiertos o muy bien ventilados; utilizar camiseta de manga larga y pantalón largo para evitar las salpicaduras y recuerda no usar el jabón antes de 30 días después de fabricarlo, para que la sosa cáustica pierda sus efectos irritantes para la piel.

Teniendo en cuenta estos detalles, podremos hacer jabón casero para reciclar aceite usado de cocina sin ningún peligro y disfrutar de todas sus ventajas.

(Visited 126 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

Comparte tu opinión