Cómo aprovechar la calefacción de la casa al máximo

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Más que calentar la casa lo importante es cómo mantenerla caldeada, seca y a la vez purificar el aire frecuentemente. Tendemos a pensar que las ventanas totalmente abiertas durante muchas horas es lo mejor, y está muy bien en verano, pero en invierno la estrategia debe ser diferente. A continuación os dejo algunas pistas para mejorar el rendimiento de la calefacción de la casa, aprovecharla al máximo y reducir el consumo energético hasta en un 40 por ciento….
  • Durante los meses fríos abrir las ventanas por un período de entre 5 y 15 minutos al día es suficiente para reciclar el aire. Si las dejamos abiertas por mucho tiempo la habitación se enfriará más de la cuenta y gastaremos mucha energía para volver a calentarla con la calefacción de la casa.
  • Es diferente subir la temperatura de una habitación desde los 12 grados a hacerlo desde 6 grados. En el último caso necesitaremos un “acelerón” en la calefacción que gastará mucha energía. Recordemos que cada grado que subimos de la calefacción equivale a un aumento del 5 por ciento en el consumo de energía.
  • Las empresas proveedoras de energía hablan de 20 grados centígrados como la temperatura para un confort ideal y para un consumo de energía casi nulo cuando estamos en casa y de 15 grados cuando no estamos en ésta, incluso se dice que no necesitamos calefacción durante la noche. Yo personalmente no practico esto último y cuando lo he intentado me he resfriado, suelo manternerla en 20 grados durante la noche.
  • Muchas personas que tienen instalado un sistema de calefacción centralizada suelen dejarla encendida permanentemente en 20 grados, no sólo para mantener un temperatura confortable sino para mantener “la casa seca”. Esto último se refiere al control de la humedad dentro de la casa con la finalidad de evitar la condensación y la aparición de moho.
  • Claro está, que aquí entra en juego la calidad de la casa como edificación, de su capacidad para retener el calor (inercia térmica), para ello debe tener un buen aislamiento y los posibles puntos de pérdida de calor deben estar controlados (ventanas y puertas) de modo que podamos optimizar la calefacción de la casa.

Antes de encender la calefacción de la casa determina si es realmente necesario

  • Generalmente, las casas y edificios de más de 20 años no cuentan con aislamiento alguno y existen, actualmente, subvenciones oficiales para instalar elementos aislantes en estos casos como son subvenciones para la refacción de fachadas y planes renove de ventanas.
  • Una de las razones por las cuales me gusta tanto la madera como material ecológico de construcción es precisamente su capacidad como aislamiento térmico. Si durante el proceso de construcción de la casa de madera se controlan los puntos de fuga de calor o de frío (ventanas, puertas, esquinas, fijación al suelo), el consumo de energía en calefacción y refrigeración es mínimo. Diversos materiales ecológicos presentan prestaciones similares (balas de paja, adobe, etc.), de modo que es posible prescindir o minimizar el uso de la calefacción de la casa.
  • Otra recomendación para mantener la casa caldeada reduciendo el consumo de energía es mantener cerradas las habitaciones que usamos poco para evitar la pérdida de calor.
  • Elementos como las contraventanas, persianas y cortinas son útiles para mantener el calor “atrapado” si se mantienen bajadas durante la noche y se suben de día para aprovechar los rayos de sol (sin mantener la ventana abierta).
  • Instalar burletes en puertas y ventanas puede ahorrar hasta un 10 por ciento de energía. Los burletes son baratos, los puede instalar una misma y ayudan mucho tanto en el aislamiento térmico y más aún en el acústico.  Son buens aliados de la calefacción de la casa.
  • El doble acristalamiento en las ventanas es una medida muy recomendada para aislar la casa y mantenerla caldeada en invierno y fresca en verano. Puede ahorrar hasta un 20 por ciento de energía. Pero no es suficiente una buena calidad de ventanas y puertas, deben estar bien instaladas, sobre todo las juntas deben estar bien selladas para que haya un aislamiento eficiente. Ello evitará la fuga de calor generado por la calefacción de la casa.
  • Los radiadores o instalaciones de calefacción deben instalarse debajo de las ventanas para mejorar la distribución de aire caliente por toda la habitación.
  • Los mejores sistemas de calefacción son aquellos que permiten la instalación de un termostato programable en cada habitación (suelo radiante) para que se detenga cuando se haya alcanzado la temperatura adecuada. La recomendación es no superar los 20 grados, pero me temo que en los días más fríos la pondremos un poco más alta, a 23 grados, quizás.
  • Los sistemas de calefacción necesitan mantenimiento, los radiadores, si es el caso deben purgarse cada invierno para que funcionen con su máxima capacidad. El objetivo es sacarle todo el aire.
  • Con estos tips fáciles se seguir se puede ahorrar en los recibos de la electricidad optimizando el suo de la calefacción de la casa y, a su vez, ayudar a frenar el cambio climático.

Más sobre ahorrar energía.

(Visited 421 times, 2 visits today)
Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

8 Comments

Comparte tu opinión