Casas de madera modulares como alternativas de construcción de viviendas sostenibles y modernas

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

casas de madera modulares

Tener una casa es el sueño de todos y si es de madera, tanto mejor. Sigue leyendo y comprenderás por qué las casas de madera a actualmente son la alternativa más integral, y si son modulares ya es lo máximo.

La madera es un recurso renovable

Las casas de madera están fabricadas con un material renovable. En este sentido, para asegurarnos de que la madera proviene de bosques administrados sosteniblemente, en la mayoría de los países existen certificaciones (sellos) que garantizan que por cada árbol cortado se planta uno nuevo.

En el caso de Europa estos sellos son: PEFC y FSC.

Es eficiente

Para la transformación de la madera con la que están hechas las casas de madera se requiere menos energía eléctrica que la necesaria para producir ladrillos, hormigón, acero, aluminio o pvc.

Su construcción requiere menos agua

Cuando se construye una casa de madera se utiliza menos agua, por ello decimos que es una “construcción seca”. Con ello estaremos ahorrando agua, un recurso escaso en el planeta que debemos administrar con austeridad.

Los cimientos pueden ser más ligeros

Las casas de madera son más livianas, por lo que requieren cimientos más sencillos que pueden hacerse fácil y rápidamente.

La construcción de casas de madera no genera residuos

Durante la fabricación y montaje de casas de madera no se generan molestos escombros difíciles de descartar ya que la madera se puede reutilizar en construcciones auxiliares y hasta como leña.

Gran capacidad de aislamiento

La madera es uno de los materiales de construcción con mayor capacidad de aislamiento (4 veces más que el ladrillo).

Si las paredes, suelo y techo de las casas de madera están bien aislados, es posible ahorrar energía en algunas ocasiones hasta en un 100 por ciento.

Buen comportamiento frente al fuego

Durante un incendio la madera arde lentamente y lo hace primero en sus capas más externas, esto evita que la edificación se derrumbe y da tiempo para que las personas puedan abandonar el lugar.

Por otra parte, el humo proveniente de la madera es menos tóxico.

Si aún así tenemos dudas al respecto, podemos recurrir a la aplicación de un tratamiento ignífugo en las paredes interiores de la casa de madera.

La madera absorbe CO2

La madera absorbe bióxido de carbono, por lo que las casas de madera pueden ser una solución a la emisión de este gas contaminante relacionado con el efecto invernadero y el calentamiento global.

Como vemos, las casas de madera no son solo una vivienda sino que al asumir la madera como estilo de vida aportaremos varios beneficios a nuestro entorno: ahorramos agua, energía y emisiones tóxicas, produciremos menos residuos durante su construcción y estaremos más seguros.

Si tomamos en cuenta los enormes problemas ambientales que enfrentamos, está duda que las casas de madera son la alternativa más adecuada para recuperar el planeta y para tener una vida más sana y saludable.

Casas de madera modulares

Aunque parezca difícil en este mundo de las casas de madera aún podemos encontrar más ventajas.

Si además de los beneficios anteriores (unos ambientales y otros constructivos), añadimos las prisas (algo tan propio de la vida moderna), entonces hablamos de las casas de madera modulares.

Y es que en 3 o 4 meses podemos tener una casa de madera modular lista para habitar. Claro, no incluimos en ello los trámites administrativos anteriores como la tramitación de la licencia, por ejemplo. En cualquier caso, son conocidas por su montaje rápido en el terreno.

Esto es posible gracias a que las casas modulares se producen en fábrica donde el proceso puede controlarse en su totalidad evitando variables externas que sí tiene la construcción tradicional y que genera retrasos en la construcción de una casa como puede ser el clima (lluvias, nieve, etc).

Adicionalmente, en el mejor de los casos, las fábricas de casas de madera modulares han integrado lo más reciente en tecnología con lo que han mejorado los tiempos de producción y el acabado de las casas.

Variedad, diseño y personalización

A pesar de que son casas prefabricadas (hechas en una fábrica) se pueden personalizar, bien sea modificando una de catálogo o planteando nuestras ideas desde cero para su posterior ejecución.

Eso sí, si somos muy exigentes y queremos estilo y diseño, lo mejor es contar con el apoyo de un arquitecto que nos puede ayudar a conseguir una casa con un aspecto más tradicional o más moderno, más rústico o más formal, más mediterránea o más americana, no hay límite.

Para ello este profesional puede echar mano de diversos materiales y revestimientos para combinar: madera, piedra natural o imitación, mortero monocapa, canexel, cerámica, etc.

Por otra parte, un arquitecto nos puede ayudar en aspectos fundamentales en el diseño de una casa y no solo en su parte estética como son: distribución del espacio, iluminación, ventilación y emplazamiento de la casa en el terreno.

De modo que las casas prefabricadas de madera distan de los primeros modelos de hace años y se han convertido en una opción estéticamente destacada y actual.

Las casas de madera modulares crecen

No importa si nuestro presupuesto es limitado, podemos comprar los módulos que necesitemos en el presente y adquirir otros a medida que crezca la familia y necesitemos más espacio ya que a estas viviendas modulares se pueden acoplar otro “trozo”, son casas que crecen con nuestras familias.

Cada módulo se transporta desde la fábrica y luego se ensamblan en el terreno de manera fácil y rápida, dependiendo del tamaño de la casa y de la complejidad de su diseño.

Como vemos, con las casas de madera modulares ganamos tiempo y también contratiempos! Adicionalmente, evitamos sorpresas ya que el precio se cierra al inicio, en contrato.

(Visited 859 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

Comparte tu opinión