Casas Bioclimáticas 1. La orientación de la casa

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La orientación de la casa es un elemento a tener en cuenta para aumentar su eficiencia energética cuando esté construida.

“Casas bioclimáticas” es más que un emblema para atraer clientes. Es una tendencia que se apoya en la arquitectura bioclimática que, a su vez, es el resultado práctico de estudios, investigaciones, ensayos y estadísticas que incluye la participación de un enorme equipo multidisciplianario.
Intentaré explicar de una manera sencilla y accesible algunos de los principios de esta tendencia que, sin suponer costes adicionales, mejorará nuestra calidad de vida y la eficiencia energética.

La orientación de la casa en el terreno, tomando los principios bioclimáticos como punto de partida

La orientación de la casa (y el terreno) es uno de los aspectos básicos que observa la arquitectura bioclimática, y dependerá del clima imperante en el lugar donde esté tu terreno. Si está en una provincia donde la temperatura suele bajar mucho durante los meses de invierno, en la distribución de la casa, ubica las estancias donde tu y tu familia pasan más tiempo hacia el sur porque es por esta fachada donde el sol incide más directamente y durante más horas al día.
Para aprovechar más aún la radiación solar, cierra esta fachada sur con  cristal tanto como puedas. Con esto crearás un “efecto invernadero” ya que el cristal dejará pasar el calor que quedará atrapado en la casa y lo irradiará, también durante la noche, así no tendrás que encender la calefacción o la necesitarás por menos tiempo, con el consecuente ahorro energético.
 En el caso de terrenos ubicados en provincias con climas más cálidos o templados, debes invertir la distribución de las áreas de la casa y ubicar las que usas más asiduamente hacia el norte cerrándolas con paredes acristaladas para que irradien un poco de calor que, con el sentido hacia el norte, será más moderado.
Construir la casa con un alero más extendido es una alternativa para controlar la entrada del sol, personalmente a mi no me gusta porque es definitiva, no lo podremos remover cuando queramos más luz y calor durante el invierno. Yo sugiero a mis clientes otras alternativas como pérgolas de cubierta removibles, toldos, cortinas aluminizadas o cualquier otro recurso que ayude a controlar la luz y el calor pero que permitan que entren en invierno cuando los necesitamos.
Estas sencillas medidas las puedes consultar con tu arquitecto para llevarlas a cabo desde la misma concepción de la casa y poder plasmarlas en los planos junto a otras que iré explicando en otros posts. Te permitirán ahorrar dinero y energía, a la vez que construirás tu casa aprovechando los recursos que te ofrece el entorno natural. 

Incidencia de la radiación solar según las estaciones del año y la orientación de la casa

A continuación dejo una breve descripción de cómo se relaciona el sol y su radiación con las estaciones del año, en España:
  • SUR: sol todo el día en invierno, primavera y otoño, en verano solamente al mediodía, durante las  horas más calientes.
  • SUROESTE: en invierno todo el día. El resto del año, desde mediodía hasta la tarde-noche.
  • SURESTE: en invierno da todo el día, el resto del año da hasta el mediodía.
  • ESTE: da todo el año desde el amanecer hasta el mediodía.
  • NORESTE: en invierno no da, el resto del año hasta mediodía.
  • NORTE: el sol sólo dará en verano, en las primeras horas de la mañana y las últimas de la noche. 
  • NOROESTE: en invierno el sol no da, el resto del año, desde mediodía hasta la tarde-noche.
  • OESTE: el sol da todo el año desde el mediodía hasta la tarde-noche.
(Visited 1.331 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

One Response

Comparte tu opinión