Calderas de gas: ¿Cómo prepararse para el invierno?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Con la llegada del invierno es hora de preparar las calderas de gas y sistema de calefacción de nuestro hogar, ya que ha estado apagado todo el verano y es necesaria una preparación segura antes de ser encendida.

Lo primero que tenemos que hacer, si hemos tenido apagada la caldera durante el verano, es encenderla abriendo la llave de corte del gas. Una vez puesta en marcha comprobaremos la presión que señala el manómetro, sabiendo que el nivel normal oscila entre 1 y 1,5 bar. Si está por debajo de ese nivel, tendremos que introducir agua en la caldera mediante una ruleta negra que se encuentra en la parte inferior.

Una vez hayamos preparado la caldera de gas, es el turno de los radiadores. Nos fijaremos en que las llaves de entrada y retorno de los mismos no tengan goteos ni marcas de fugas. En el caso de observar alguna, podemos usar una llave inglesa para apretar un poco las tuercas. Si persiste la fuga, sería recomendable avisar a un instalador para que nos cambie la junta.

radiadores, calderas de gas

Si una vez encendida la calefacción, la parte del radiador que pega al purgador está fría, tendremos que purgar los radiadores para quitarles el aire que tienen dentro. Para ello, pondremos un vaso debajo del agujero o tubo que tiene el purgador y, con un destornillador, aflojaremos el tornillo central hasta que empiece a salir agua o aire. Cuando empiece a salir un chorrito continuo de agua, será momento de apretar el tornillo y cerrar el purgador (no hace falta apretar a tope, solo hasta que deje de salir agua).

Cuando purgamos los radiadores, es posible que la presión de la caldera haya descendido, por lo que volveremos a revisar el manómetro. No olvidemos tampoco, que cuando el circuito se caliente es probable que la presión suba y si esto sucede podemos reducirla purgando de nuevo los radiadores.

(Visited 9 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

Comparte tu opinión