Bombilla de bajo consumo: es realmente ecológica?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

bombilla de bajo consumo, lampara LED, bombilla incandescente

Ya son varias comunidades de especialistas y científicos que alzan la voz para mostrar la otra cara de la bombilla de bajo consumo y hoy deseo compartirla con vosotros, mediante un vídeo, para que contrasten opiniones.

La crítica más severa y que me ha preocupado más es sobre el hecho de que las bombillas de bajo consumo emiten mercurio en estado normal y más aún cuando se rompen. De hecho en las escuelas alemanas enseñan a los niños todo un protocolo que deben cumplir para recoger los residuos de una bombilla de bajo consumo y así evitar la contaminación propia y del medio ambiente.

Por otra parte, después de algunos estudios citados en el vídeo, los investigadores llegaron a la conclusión de que no son tan duraderas como lo indican sus fabricantes, incluso registran un 30% de averías y pierden efectividad en los lugares de la casa en los cuales encendemos y apagamos la luz muchas veces al día, como en el baño.

Otro punto que considero importante es el reciclaje de una bombilla de bajo consumo. ¿Recibiría el establecimiento donde la hemos comprado los residuos de las una lámpara de bajo consumo?, y si no es así, la recibirán en un Punto Limpio?, esto es importante porque no pueden ser dejadas en el contenedor regular debido a las emsiones de mercurio, un metal pesado altamente tóxico.

La bombilla de bajo consumo emite mercurio

Siendo así, podríamos decir que las bombillas de bajo consumo son ecológicas?…tengo dudas. No sabemos si los inconvenientes que he citado compensan el sólo hecho de que generan menor consumo de energía.

Alternativamente, se recomienda la iluminación LED pero debido a su altos coste esta opción vale, por ahora, para municipios con mucho dinero, edificios públicos o empresas grandes que puedan asumir su precio elevado.

Efectivamente, la iluminación LED es inocua y con ella se puede lograr ahorrar energía hasta en un 90%.

Como consumidores responsables estas situaciones nos ponen en una aprieto al momento de decidir, nadie quiere tener en casa unas bombillas contaminantes y nocivas para la salud. Puede que actualmente lo mejor sea continuar usando las bombillas incandescentes tradicionales hasta que la iluminación con lámparas LED baje de precio. El ahorro de energía lo podemos generar nosotros mismos mediante el uso racional de la energía eléctrica, adoptando hábitos más ecológicos.

Les dejo el vídeo, merece la pena verlo y actuar!!!

Enlace en Youtube:  Luz tóxica, el peligro de las bombillas de bajo consumo

 

(Visited 618 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

Comparte tu opinión