Autoconsumo eléctrico en España, legal pero costoso

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

autoconsumo eléctrico

Es un hecho notorio que la gran mayoría de los hogares españoles que han instalado algún tipo de sistema de autoconsumo eléctrico (usualmente kits de placas solares con dispositivo inversor que controle su funcionamiento) no ha realizado ningún trámite para su “regularización”; ello ha propagado la creencia de que se trata de una actividad prohibida. Sin embargo, tal afirmación no es cierta, como explicamos a continuación.

El autoconsumo eléctrico es legal

De acuerdo con las diferentes normas que regulan el sector (como la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, por ejemplo), es perfectamente posible instalar sistemas de autoconsumo eléctrico en nuestros hogares, oficinas o cualquier otro lugar. Sin embargo, el inconveniente está en la “letra pequeña”, pues para ello hay que cumplir con determinadas y engorrosas condiciones.

Los requisitos

Así, para “legalizar” una instalación de autoconsumo eléctrico, en primer lugar es indispensable obtener previamente una licencia de obras del respectivo ayuntamiento, con los trámites y costes que ello implica.

En segundo lugar, necesitas que un profesional certificado emita la respectiva memoria técnica para poder solicitar el punto de conexión a la compañía eléctrica, sin que existan excepciones a este requisito. Luego tienes que instalar un contador bidireccional que te permita registrar la energía exportada, esto es, el posible exceso que no uses y que envías a la red (por cierto, por ahora no recibes pago alguno por ella, sino que la regalas). Además deberás requerir a la compañía eléctrica que compruebe y verifique este medidor. Por último, deberías inscribirte en el llamado Registro de Instalaciones de Autoconsumo, aunque dicho registro todavía no está funcionando.

El coste

Aparte de lo fastidioso de todos estos trámites, el gran problema es que son caros, pues podrías llegar a pagar por ellos más del doble de lo que te cuesta un kit básico, por ejemplo. Si bien algunas autonomías (como las de Madrid y Cataluña) permiten legalizar las instalaciones aplicando otro régimen legal (en concreto, el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión ITC-BT-40), lo cierto es que los costes siguen siendo altos, entre otras cosas, porque conforme a las normas últimamente mencionadas, no puedes generar excedentes que se exporten a la red, por lo que debes instalar un dispositivo que lo evite!!!

El peaje de respaldo

Por si estas trabas no fuesen suficientes, desde hace más de un año el gobierno ha amenazado con establecer un llamado peaje de respaldo, un pago que sería cobrado a quienes que realicen instalaciones para el autoconsumo eléctrico, pero que continúen conectados a la red general, de manera que puedan recibir electricidad de ésta cuando la autogenerada no sea suficiente.

Se trata, evidentemente, de una forma de desestimular la autogeneración de electricidad, contrario a las declaraciones públicas de apoyo a estas iniciativas, y que no parece tener justificación lógica.

Hasta ahora, sin embargo, tal peaje no se ha concretado, no se sabe el importe del mismo ni cómo se va a calcular y, estando en un año electoral, no parece viable en el corto plazo, pero sigue siendo una amenaza para quienes ven en el autoconsumo eléctrico una vía de independencia energética y ahorro.

(Visited 2 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

Comparte tu opinión