7 ventajas del panel sandwich en la construcción sostenible

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Un panel sandwich de madera es un material de construcción integrado por un elemento aislante de forma rectangular, revestido en ambas caras por un acabado, en principio, de madera de varios tipos. Un ejemplo concreto de esta solución constructiva la encontramos en el panel sandwich Thermochip cuyas características y ventajas describiremos a continuación.

Está compuesto por un núcleo aislante de poliestireno extruido, revestido por ambos lados. Por una cara está la estructura de aglomerado hidrófugo y por el otro encontramos un revestimiento que puede ser de pino ranurado, friso de Abeto o de Iroko, OSB, contrachapado fenólico o Fermacell. Esta capa es muy importante porque es la que vemos desde el interior una vez que el panel sandwich está instalado, por eso es una ventaja que podamos disponer de alguno de estos acabados decorativos y escoger el que más nos convenga, según el proyecto.

El panel sandwich se utiliza para cubrir techos de cualquier tamaño, desde grandes superficies hasta áreas pequeñas como porches, pérgolas, terrazas y patios.

Ventajas del panel sandwich

Se trata de una alternativa que tiene ventajas desde diversos puntos de vista, veamos:

1- Es eficiente. El panel sandwich integra un aislamiento, que en el caso de Thermochip, es de poliestireno extruido que puede llegar a los 140 mm de grosor, dependiendo de las necesidades del aislamiento del lugar donde se instale. Según su fabricante el modelo de panel sandwich Thermochip Energy puede mejorar la eficiencia energética en un 17%, sin sacrificar ni su espesor ni su valor decorativo. El sistema de acoplamiento machihembrado evita las fugas de calor, en invierno y de refrigeración en verano, así como los puentes térmicos.

2- Es ecológico. A pesar de que su aislante es de origen sintético, compensa el hecho de que lleva revestimientos de madera o derivados de esta. La madera es un material reciclable, natural, retiene el CO2 que ha absorbido y continúa tomándolo del medio ambiente y, además, consume poca energía durante su transformación. De paso, sería un detallazo que fabricaran un panel sandwich con un aislante natural como el corcho, por ejemplo.

3- Es versátil. Puede utilizarse para techar cualquier tipo de edificación, y se adapta tanto en tamaño como en diseño y nivel de aislamiento.

4- Es personalizable. El catálogo del panel sandwich Thermochip es suficiente para encontrar el acabado que se adapte a nuestro gusto, puede ser en blanco o con acabados de roble, abeto, nogal, castaño o presentar un aspecto vintage y envejecido.

5- Es sostenible. Al ser hecho en la fábrica, el panel sandwich llega a la obra listo para ser instalado (acabado y aislamiento en una sola pieza). Esto reduce el tiempo de obra y con ello la demanda de recursos del entorno: agua, transporte, electricidad. La consecuencia es la disminución de emisiones tóxicas, nocivas para el medio ambiente.

6- Es decorativo. Esta es una de las virtudes que yo valoro más porque el panel es una solución de cerramiento que, a su vez, ofrece opciones de revestimiento interior capaces de dar una apariencia impecable y moderna a una estancia (Ternmochip Deco).

7- Es ignífugo. En el caso del panel sandwich Thermochip Cartón Yeso, es retardante de la combustión (ignífugo), y además de ofrecer el aislamiento térmico también aisla del ruido.

Como podemos ver, el panel sandwich Thermochip es una solución constructiva alternativa a la construcción tradicional que nos puede aportar eficiencia energética, belleza y funcionalidad.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

Comparte tu opinión