5 Opciones ecológicas de calefacción

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

opciones ecológicas de calefacción

Todos sabemos lo caro que es calentar la casa en invierno y cuántas emisiones tóxicas suponen la generación de la electricidad que demandamos para ello.

En este contexto es bueno saber que podemos conseguir en el mercado diversas opciones ecológicas de calefacción no contaminantes y que además abaratan las facturas de luz.

Alternativas sostenibles de calefacción

Energía solar térmica – Paneles solares

Los paneles solares poseen la tecnología apropiada para transformar la radiación solar en calor necesario para producir agua caliente sanitaria.

Aunque están muy difundidos entre viviendas unifamiliares, se usan cada vez más en industrias y centros comerciales.

La instalación de esta opción ecológica de calefacción requiere de mano de obra especializada para integrar la fontanería. De esta manera podremos disfrutar de agua caliente en la ducha, lavamanos, lavadora y lavavajillas.

Energía fotovoltaica – Placas fotovoltaicas

Ambas opciones ecológicas de calefacción, solar y fotovoltaica, aprovechan la energía del sol. Sin embargo, las placas fotovoltaicas poseen la tecnología necesaria para generar electricidad.

Inicialmente, estas opciones ecológicas de calefacción se utilizaron para producir ACS y electricidad en zonas donde la red general no está disponible. Pero con el tiempo su uso se ha ampliado a las zonas urbanas.

Según los expertos, son necesarios entre 20 y 25 m2 de paneles fotovoltaicos para abastecer de electricidad a una familia estándar; con ello se obtendría entre un 30 y un 50% de ahorro en la factura eléctrica.

Suelo radiante

Entre las diferentes opciones ecológicas de calefacción, el suelo radiante es mi preferida, les diré por qué.

  • Después de instalarse el suelo radiante queda oculto, es por ello que no se ve.  Lo bueno es no interfiere en la decoración del lugar porque no estará a la vista. Para mí esto es una ventaja en comparación con los radiadores.
  • Además es más seguro porque en ningún momento lo tocamos, esto es especialmente positivo sobre todo si tenemos niños pequeños.
  • El suelo radiante genera calor pero en “bajas temperaturas”, es decir entre 25 y 45º y no a 90º como la calefacción convencional, debido a esto el consumo de energía es menor.
  • Cada estancia de la casa es independiente y posee su propio termostato de modo que se puede encender solo donde sea requerido subir la temperatura.

En su contra diré que una opción ecológica de calefacción que requiere obra tanto en el suelo radiante hidráulico como en el suelo radiante eléctrico.

Suelo radiante hidráulico

opciones ecológicas de calefacción

Se trata de la instalación de tubos de PVC, hierro o cobre por debajo del suelo, por los que circula agua caliente sanitaria.

Adicionalmente, el agua caliente debe obtenerse mediante paneles solares o una caldera. Con el apoyo de una bomba de calor este sistema también puede bajar la temperatura del suelo y refrescarlo durante el verano.

Es el tipo de suelo radiante que requiere más obra, de hecho se recomienda su instalación por una mano de obra profesional. En esta web encontrarás una buena cantidad de productos para suelo radiante y otros materiales de calefacción en general.

Suelo radiante eléctrico

Consiste en la disposición de hilos eléctricos que al calentarse transmiten calor al suelo, sea este cerámico o de madera.

Su instalación requiere de un circuito independiente y tiene la ventaja de poder controlarse mediante programadores, termostatos, etc.

Es una opción ecológica práctica en la medida en que podamos echar mano de la electricidad generada por placas fotovoltaicas y en países donde este tipo de energía no esté limitada, como es el caso de España.

A pesar de ello, aunque tomemos electricidad de la red general para alimentar el suelo radiante, continúa siendo una opción eficiente debido a que puede programarse el tiempo de encendido y la temperatura con la que nos sentimos a gusto.

Su instalación es sencilla, hasta uno mismo puede hacerla con un poco de ayuda. Es posible colocarlo durante una reforma del suelo o cambio de parqué, por ejemplo.

Según los expertos, el m2 de suelo radiante eléctrico está alrededor de 40 €/m2, mientras que el suelo radiante hidráulico el coste por m2 estaría entre 50 y 75 euros.

La biomasa

La biomasa está compuesta por residuos orgánicos de origen animal o vegetal como son:

  • Residuos de cosechas
  • Residuos forestales
  • Residuos ganaderos
  • Residuos industriales alimentarios y de fabricantes de muebles
  • Residuos urbanos (residuos orgánicos)
  • Residuos acuosos

Estos residuos se transforman, mediante procesos mecánicos, termoquímicos y biológicos, en bioenergía, es decir, en productos capaces de generar electricidad como es el biogás.

Igualmente la biomasa se puede convertir en calor mediante la combustión de pellets, cáscaras y astillas en las calderas de biomasa para casas unifamiliares, hospitales, edificios o municipios enteros.

A su vez, se puede producir biodiesel y el bioetanol (combustibles de coches) y biokeroseno para aviones.

Calderas de biomasa

Son equipos industriales fabricados para la combustión de varios tipos de biomasa con la finalidad de producir calor para calefacción y ACS.

Las calderas de biomasa están asociadas al tipo de biomasa que queman. Las más comunes son las calderas de pellets diseñadas con una potencia media, suficiente para uso doméstico.

Con una potencia mayor, para uso industrial, están las calderas policombustibles las cuales pueden generar calor a partir de varios biocombustibles como pellets, huesos de aceitunas o melocotón, cáscaras de almendras, piñones o pistacho, astillas de madera entre otros.

Al mismo tiempo podemos encontrar las estufas de leña, un sustituto de la chimenea tradicional, presentan un diseño estéticamente cuidado por lo que están orientadas a uso doméstico y espacios limitados.

En estas opciones ecológicas de calefacción hay otros aspectos que debemos valorar (además del precio):

Disponibilidad de biocombustibles que tenemos disponibles cerca de casa y el espacio que tenemos para almacenarlo.

Frecuencia de la rutina de mantenimiento, si es autolimpiante o no.

Algunas calderas de pellets admiten otros biocombustibles, esto es conveniente para asegurarte la provisión del combustible.

Ventajas ambientales del uso de la biomasa

Los beneficios medioambientales de la biomasa son innegables.

Es sostenible

La biomasa incluye elementos renovables.

Es barato

Los pellets y otros biocombustibles son más baratos que el gasoil y el gas. Además sus precios suelen ser más estables.

No contaminan

Emiten CO2 neutro ya que queman combustibles naturales. También disminuyen la emisión de azufre y partículas similares.

Reciclaje de residuos

La biomasa resulta del reciclaje de residuos orgánicos sólidos y líquidos. A su vez, la ceniza obtenida de la combustión de la biomasa sirve como abono para las plantas.

Menos incendios

El reciclaje de residuos forestales y agrícolas para la biomasa reduce el riesgo de incendios forestales. La recogida de desechos limpia el bosque.

Estas cinco opciones ecológicas de calefacción ofrecen beneficios medioambientales y económicos. Cualquiera de ellas puede adaptarse a nuestras necesidades de climatización:

-Paneles solares

-Placas fotovoltaicas

-Suelo radiante hidráulico

-Suelo radiante eléctrico

-Calderas de biomasa

(Visited 143 times, 1 visits today)
Facebooktwittergoogle_pluspinterestrss

Comparte tu opinión