10 consejos para ahorrar energía en casa. Desde cambiar la caldera hasta apagar las luces oportunamente

Facebooktwitterredditpinterestlinkedintumblrmail
ahorrar energía en casa

Disminuir el presupuesto familiar es un objetivo frecuente en nuestros hogares. Este ahorro intentamos tenerlo en todos los aspectos pero especialmente en los recibos de suministros.

Siendo así, es normal que tomemos medidas para lograr esta meta de ahorrar, y tener dinero para darnos gustos como viajar, por ejemplo.

Hoy quiero dejarles unos consejos para ahorrar energía en casa con lo que además de ahorrar dinero, favoreceremos el medioambiente. Vamos allá:

1-Revisar cómo es el suministro de energía

Es una buena idea revisar cómo suministramos energía a nuestras casas y plantearnos cambiar a una manera más eficiente.

En este punto pondremos la lupa en la caldera, bien sea que queramos cambiarla o comprar una caldera para una casa nueva.

Estos consejos valen si queremos cambiar caldera de gas en Pamplona o en cualquier otra ciudad.

Cambiar una caldera de gasóleo a una de gas natural es una buena decisión para ahorrar energía y emisiones ya que el gas natural es menos contaminante.

Por otra parte y pensando en el ahorro de dinero, el gas natural generalmente tiene precios más estables que el gasóleo con lo cual será más fácil controlar el presupuesto familiar.

Como ventaja adicional argumentaré una razón práctica y es que con el gas natural disfrutamos de un servicio continuo, sin interrupciones, mientras que el gasóleo es suministrado bajo pedido, lo que puede generar situaciones incómodas si el servicio no llega a tiempo.

Cambiar la caldera de gasóleo a una de gas natural es una buena estrategia para ahorrar energía en casa ya que podremos tener un suministro más controlable para la calefacción, la cocina y el agua caliente sanitaria.

2-Para ahorrar energía en casa, busca la asesoría de expertos

Si creemos que en nuestra casa hace más frío que lo normal y vemos que hay humedades en las paredes, probablemente tengamos fugas de calor (o de frío en verano).

Estos “escapes” de temperatura ocurren en varios sitios de la casa como las juntas de las ventanas, puertas y techo. Pero es un experto en estas mediciones quien puede señalarnos con exactitud dónde se ubican las fugas.

Posteriormente podremos remediarlo sellando estos “agujeros” por donde perdemos frío o calor con el consecuente despilfarro de energía.

3-Asegurar un aislamiento apropiado disminuye el consumo de energía

Podemos tener la garantía de que en una casa bien aislada se consumirá menos y nos ayudará a ahorrar energía en casa, y también a reducir los gastos.

Si el caso es muy grave, es mejor dejarlo en manos de expertos. La idea sería sellar los puntos críticos como juntas entre paredes y ventanas, también el cajón de las persianas, extractores y otros conductos de ventilación.

Además de evitar fugas por las puertas y las ventanas también estas últimas deben ser de buena calidad, al menos de doble acristalamiento. Por su parte, las paredes también deber tener un buen aislamiento añadido en su interior, tal como lo exige la normativa.

Si la situación no es tan complicada, basta con sellar las juntas con silicona antimoho o con masilla. Si nos ponemos más exigentes, podemos aislar las paredes exteriores con corcho, es un buen aislante que podemos colocar nosotros mismos.

4-Cambiar las bombillas

Si nos olvidamos de las bombillas incandescentes y las sustituimos por otras LED, podemos ahorrar energía en casa.

Aunque sean un poco más caras, también es cierto que duran más tiempo y consumen menos energía, además de ser más seguras.

Es el momento de recordar que por eficientes que sean las bombillas, no ahorraremos energía si no las apagamos al abandonar de una habitación.

5-Evita los electrodomésticos en reposo

Los electrodomésticos en stand by son cómodos porque están listos para encender más rápidamente. Pero esta comodidad nos cuesta dinero.

Se calcula que los equipos en stand by consumen un 14% más de energía al año. Así que es una buena idea apagarlos completamente para evitar este “consumo fantasma”.

6-Las duchas, mejor cortas

Aunque sientan muy bien, esas duchas de agua caliente de 20 minutos, no nos ayudan a ahorrar energía en casa, pero reducirlas a la mitad hará que ahorremos energía, tiempo y dinero.

7-Controlar las coladas

En las coladas, lo mejor es poner la carga completa para ahorrar lavados.

Igualmente, es más ecológico y barato hacer la colada con agua fría y en el ciclo más sostenible para ahorrar energía en casa (y también agua).

8-Disminuir la temperatura del calentador nos ayuda a reducir el consumo energético

Si disminuimos la temperatura media del calentador notaremos un ahorro de energía. Basta con dejarla en 40 grados y no en 60, para ducharnos y lavar los platos.

9-Utilizar radiadores programables

La ventaja de radiadores (o cualquier otro sistema de calefacción) programables es que podemos controlar las horas del día en las que deseamos que la calefacción se encienda y la temperatura en la que debe mantenerse.

Esto es especialmente práctico para tener la casa templada al volver del trabajo ­cuando lo hemos programado anteriormente.

Adicionalmente, evitaremos tener la calefacción encendida cuando estamos ausentes por muchas horas al día. Este uso más eficiente de los radiadores nos permitirá ahorrar energía en casa y mejorar nuestras finanzas familiares.

10-Instalar accesorios removibles

Otra estrategia es instalar toldos o cortinas que nos ayuden a regular la temperatura interior de nuestra casa, sin incurrir en mayores obras o inversiones importantes.

Con un toldo, y también con una cortina, podemos dejar “entrar” más sol y luz natural en invierno, o evitarlo en verano.

Con estas tácticas, unas más técnicas y otras más cotidianas podremos ahorrar energía en casa y reducir las emisiones tóxicas al medioambiente.

Facebooktwitterpinterestrss

Comparte tus ideas en un comentario